martes, 21 de junio de 2011

Para que el 15 M crezca cada día.

(Si estais de acuerdo, aprópiaos del texto y difundirlo):

"Como parte del #15m me declaro una persona pacífica y condeno radicalmente todo tipo de violencia: la de los violentos infiltrados en nuestras manifestaciones, y la del Estado, que ha causado más dolor y heridos. Además, condeno la manipulación mediática que enfatiza la información sesgada, parcial o errónea con el propósito de demonizar a los ciudadanos.

Si me manifiesto en la calle es porque:

-Mi participación como ciudadano se ha reducido a votar a listas cerradas cada cuatro años para ver cómo los representantes de los ciudadanos no respetan lo prometido en su programa.
-Se hacen leyes a favor de grupos de interés en vez de hacerlas a favor del conjunto de la sociedad.
-Se invierten recursos públicos para ayudar a minorías poderosas, y no a quienes están pasando situaciones desesperadas ocasionadas por la especulación financiera.
-Los grandes partidos están más preocupados por mantener su poder que por ofrecer soluciones para superar esta crisis histórica.
-Está a punto de firmarse un “Pacto del Euro” que consiste fundamentalmente en medidas para reducir la inversión pública en servicios esenciales.
-Desde diferentes órganos del estado se ha insultado a los ciudadanos, e incluso se ha justificado el recurso a la violencia contra manifestantes pacíficos.


Como parte del #15m, acepto y respeto la diversidad ideológica del movimiento. Cuando participo en una manifestación no reclamo un régimen o una ideología en concreto, ni un modelo social no democrático, ni la eliminación de los partidos o los parlamentos. Lo que reclamo es una democracia mejor y más humana que, entre otras medidas, necesita urgentemente:

-Cambios en la Ley Electoral para permitir una mejor y más directa representación de los ciudadanos en los parlamentos y una mayor participación ciudadana en las decisiones importantes.
-Aprobación de una Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública para obligar a la publicación en formatos adecuados y reutilizables de todos los gastos, decisiones y reuniones con grupos de presión por parte de funcionarios y cargos públicos.
-Tolerancia cero a la corrupción de candidatos y cargos públicos, y controles ciudadanos para la exigencia de responsabilidad política.
-Separación clara, real y efectiva de los poderes del Estado.
-Control fiscal efectivo de grandes fortunas y operaciones financieras; eliminación de privilegios fiscales a cargos electos.
-Políticas encaminadas a solucionar de forma efectiva los problemas hipotecarios y de vivienda.
-Servicios públicos de calidad, fundamentalmente salud, justicia y educación.
-Eliminación de las leyes que permiten el control administrativo de Internet. La red ha demostrado ser esencial para la libertad de expresión y para responder al peligro de manipulación mediática.
-Por todas estas razones volveré a salir pacíficamente a la calle cuantas veces sea necesario.

10 comentarios:

Plural / Anitzak dijo...

Para entender mejor el tema del pacto del euro Roger nos envía es interesante documento:

https://prezi.com/secure/9184eeca59c75cdeed63604f655c228c9fe9b1ae/

Anónimo dijo...

Llegados a este punto uno se pregunta si no podríamos inventar un movimiento de "católicos indignados" al rebufo del movimiento social actual. No sé si tendríamos que acampar delante de las sedes episcopales o de las catedrales y reclamar cosas tan elementales que a los de a pie nos parecen de cajón pero que unos señores mitrados desde sus altas cumbres niegan rotundamente porque se consideran los únicos guías de nuestras vidas: el sacerdocio de las mujeres, la participación en las celebraciones, la libertad de expresión en el seno de la iglesia, el celibato clerical, la cerrazón en la sexualidad, el reconocimiento de homosexualidad, la aceptación de los avances clínicos y científicos... Y sobre todo, que nuestra relación con el Dios que Jesús nos transmitió no puede seguir dependiendo de los que ellos digan que vale o no, sino de lo que sintamos en lo más profundo de nosotros mismos y de lo que podamos compartir entre los creyentes.

Anónimo dijo...

La Europa de los estados está en crisis y la de los ciudadanos no termina de arrancar. Tampoco es una sorpresa, pocas libertades y progreso se pueden esperar de algunos estados.
A pesar de todo, Europa no nos ha hecho mas que beneficiar y en ella están depositadas nuestras mayores esperanzas.

Sin embargo, las marchas; ¿No deberían ser hacia Bruselas en lugar de hacia las capitales de esos mismos estados?
¿Merece insistir en causas perdidas de antemano?

Rafa dijo...

Es curioso como el PPSOEPNVCIU...no entran a debatir el fondo de las propuestas. ¿Por qué será? Prefieren hablar de que un día uno tosió, el otro fumó un canuto, y el más pequeño/a se la/lo tiró.
Y siguen con lo suyo, y nunca mejor dicho porque eso nunca será lo nuestro.
Y pensar que cuando sacaron el euro nos alegramos porque no tendríamos que cambiar moneda en la frontera. ¡Que gilipollas somos! Está claro que no dan puntada sin hilo. Nada de lo que hacen es por nosotros.

Anónimo dijo...

Según una extendida opinión, la democracia no está en crisis, afortunadamente. Las que están en crisis son algunas “democracias”. Las de siempre.
Estas “democracias” se caracterizan por hacer de sus capitales fortalezas inexpugnables siempre dispuestas al cambio, pero resulta contraproducente dirigirse a ellas si lo que se pretende es un cambio radical. Tienen demostrado que no les asusta que se hunda la nave, si es que se pueden quedar con los restos.
Sería grave descuidar Bruselas.

Plural /anitzak dijo...

Animamos a vecinas/os que les parezcan bien estas ideas a que se unan a nosotros para hacer verdad esos intentos de mejorar la participación vecinal en las cosas de Ortuella que nos preocupan. Les invitamos a venir a trabajar con nosotros a la reunión mensual que tenemos todos los primeros jueves de cada mes a las 7 y media en los locales del Colegio APNABI (antigua guarderia municipal) en la plaza -helipuerto de los bajos de la Sagrada familia.

No te quedes con las buenas intenciones y participa.

Alejandra dijo...

Las manifestaciones del domingo en decenas de ciudades españolas demuestran que quienes estamos indignados no somos reos de un momento de ofuscación, ni de un sarpullido primaveral, sino de un cabreo monumental al que tarde o temprano habrá que dar satisfacción.
Quienes se echaron libremente a las calles no son camorristas ni guerrilleros urbanos, piquetes incontrolados ni desocupados atrevidos, sino ciudadanos con causa dispuestos a remover por vías pacíficas y democráticas un sistema político y económico cada vez más violento y alejado del concepto humano y humanista del día a día de las personas.
El mensaje que reclama honestidad y dignidad se amplifica cada día más y cala cada vez más entre la sociedad, y a medida que gana adhesiones el sujeto va trasladándose desde la primera persona del singular a la primera del plural, afianzando el espíritu colectivo del movimiento.
"Está muy bien gritar “No es una crisis, es una estafa”, cagarse en Botín, en los Borbones o en Azkuna, pero el cambio tiene que empezar por uno/a mismo/a. En el manifiesto se alude a la capacidad de las personas para transformar la sociedad, soñando, creando, consumiendo menos. De entre todos los carteles, me quedo con éste: “Revolución también es saludar al vecino”".

Anónimo dijo...

La élite se pasa la vida acumulando dinero y tienen el poder financiero para sobornar, dividir y conquistarnos al resto. La única forma de vencer al poder del dinero es con el poder del valor y la solidaridad. Cuando recuperemos nuestra solidaridad y nuestras agallas, podremos elegir —e implementar— sabiamente estrategias y tácticas consagradas que los pueblos oprimidos han usado desde siempre para derrotar a la élite

juegos de carreras dijo...

Excelente articulo muy interesante, Esta muy bueno tu blog te felicito.

Anónimo dijo...

Vemos que el 15 M crece cada día que pasa. Su manifiesto lo admite todo, pero no es lo mismo predicar que dar trigo.
Tenemos como ejemplo la introducción del “pacto del euro” coincidiendo con una campaña sindical a nivel europeo. Resulta muy duro tener que decirlo, pero si esta operación no busca continuar con las políticas de endeudamiento, lo parece. Parece querer justificar a Grecia y entra en contradicción con las medidas anti desarrollistas que dieron origen al movimiento.
Sabemos por experiencia que hay un puesto de trabajo que es el mas importante, y es el propio, pero el manifiesto tendrá que ser desbastado a fondo antes de que se pretenda ponerlo operativo.