martes, 2 de marzo de 2010

Comprobado.Lo de Ayegas no es broma.

“El límite de seguridad de los campos magnéticos emitidos por las torres de alta tensión es de 2,0 miligauss. Es el recomendado por el Consejo Nacional de Protección Medioambiental de Estados Unidos. En Suecia se han realizado estudios en los que se descubrió que niños expuestos a más de 3,0 miligauss tenían cuatro veces mayores probabilidades de presentar tumores y leucemia. En 1992, el doctor danés Jorgen Olsen advirtió que el riesgo de presentar leucemia infantil, linfoma y tumores cerebrales, aumentaba cinco veces más en las personas "que vivían cerca de una línea de alta tensión, expuestos a radiaciones mayores a 4,0 miligauss".

Debajo de las torres de Alta Tensión de La Chava los medidores señalan unos 4,5 miligauss. Lo mismo ocurre junto a las casas antiguas de Ayega. A partir de ahí la radiación va bajando pero todo el barrio de Santa Margarita y las primeras casas nuevas de Ayega están dentro del campo electromagnético generado por los cables de Alta Tensión.

Si vives ahí podrás recibir 4, 3, 2 o 1 miligauss… esa es la radiación que te estás comiendo cada segundo de todos los días para mayor gloria de REE. Cien metros de distancia y el peligro desaparece, pero como este no se ve, no existe.

Nos cuentan que las radiaciones están en la tele, en el microondas, en todos los aparatos eléctricos pero no nos dicen que esas radiaciones desaparecen a menos de 1 metro de distancia mientras que las de los cables de alta tensión inundan toda nuestra vivienda, todos los minutos y se suman a las más locales y esporádicas de nuestros aparatos.

Rafa

16 comentarios:

Plural / Anitzak dijo...

La magnitud del campo eléctrico se da en proporción directa al voltaje y decrece a medida que aumenta la distancia. El campo magnético se mide en dos unidades; en el sistema cegesimal es el gauss, (G), y en el sistema internacional, el tesla (T), que resulta 10.000 veces mayor que el primero; por tanto, dada su magnitud, es frecuente la unidad de miligauss (mG) y el nanotesla (nT) para describir los campos magnéticos asociados a la corriente eléctrica.

Brigitte dijo...

Experimentalmente se ha demostrado que el efecto de estos campos magnéticos generados por la corriente eléctrica (CEM) sobre los seres vivos está determinado por la intensidad, frecuencia y tiempo de exposición. No se conoce, sin embargo, hasta qué grado puede superar la capacidad de adaptación del individuo. Donde con mayor énfasis se han llevado a cabo estos estudios ha sido en Norteamérica y en Europa Occidental, coincidiendo con un alto grado de industrialización y consumo eléctrico, pero además con un alto grado de concientización de los vecinos que comprendieron el peligro que significaban estas torretas sobre sus cabezas. Lo que deja a nuestro país, otra vez, en manos de empresarios y representantes con poca sensibilidad y escrupulos, que jamás alertarían a la población sobre la magnitud del problema, ni siquiera para tomarse el trabajo de medir seriamente el alcance de las ondas. Pero fundamentalmente para evitar los gastos que pudiese ocasionarles la protección de la población expuesta y las demandas, que podrían sobrevenir, de los afectados.

Carlos dijo...

¿Y como sabeis eso de las radiaciones?

Anónimo dijo...

Vas con un cacharrito que mide las radiaciones y te das cuenta que paseando por Ortuella al cacharrito ni le pita, ni se le mueve la aguja, ni se le enciende la luz intermitente. Vamos, que no vivimos inundados en ondas de las que hacen pitar al cacharrito. Pero "en acercandote" a una linea de las gordas de electricidad, como la de Ayega, Urioste, Balparda, Cementerio... comienzan a pitar y a centellear sus luces y vas, miras la aguja y te dice los miligauss que estás recibiendo:5, 4, 3, 2, 1, 0... Si quieres medir lo de la obra de Ayega, pues pasas por debajo de la valla y te das un paseo por allí y ves que allí además de maderas y materiales varios, hay mogollón de radiaciones que no desaparecerán hasta los 100 metros. Si las radiaciones fueran como el humo veríamos a lo largo de los cables eléctricos, de los gordos se entiende, una niebla muy espesa en el centro que se iría diluyendo en los bordes, pero esa niebla tendría mas de 100 metros de altura, 200 metros de grosor y kilómetros y kilometros de longitud, vamos una mierda inmensa. Pero como no se ve, la pisamos constantemente y algunos no tienen más remedio que vivir dentro ella.
Rafa.

Ana dijo...

Yo jamas pondría en peligro mi salud y menos la de mi futura familia que viva en casa. A la mas mínima duda de riesgo ni me plantearía vivir ahí, porque nadie dice SEGURO que no pasa nada ¿verdad?

Que cabrones son los que toleran estas cosas... como no es su salud.

Anónimo dijo...

Pero en que pueblo vivimos que se permiten estas cosas y todos callamos como muertos.Ya no es lo que vayan a hacer en lo nuevo .Ya vale con lo que tenemos en estos barrios.

Jose Andrés dijo...

Aquí en Mexico se hacen al respecto tres recomendaciones.

1) Adopción de medidas de precaución en una franja de 30 mts a partir del eje de la línea de alta tensión de 132 Kv en zonas urbanas.A mas voltaje mayor distancia de precaucion.

2) Formación de un grupo de trabajo interdisciplinario a fin de adoptar criterios de confiabilidad eléctrica y de seguridad pública sustentados en resultados inobjetables.

3) Nuevo diseño técnico e instalación segura de los transformadores o subtransformadores y de las torres de alta tensión.

Anónimo dijo...

Los concejales deben de defender que se regule en Ortuella para impedir la instalación de líneas de Alta tensión aéreas en areas urbanas con tendencia a concentrase. El ramal actual crea una complicación urbana que a futuro, traerá problemas de logística, sin contar que la eliminación de parte de la línea actual por su coste tardaremos en conseguirlo. Con estos argumentos, igual es más conveniente dejar la línea donde está, expropiar a mediano plazo los terrenos debajo de ellas y en el marco de una negociación satisfactoria para las partes con los agentes electricos considerar a largo plazo la traslacion de la zona de Ayegas a otra zona o la eliminación de esa línea y buscar otra solución en relación a la evolución del sistema interconectado, o eventualmente con un cable subterráneo. Lo expuesto debe mirarse en un marco amplio, porque no es posible cambiar sin exponer el problema y si miramos nuestro pueblo con ojos críticos descubrimos sin lugar a dudas que las soluciones del pasado en su mayoría son los problemas de hoy y las de hoy serán los del futuro. Si el argumento para lo que ha pasado es que se trata de un hecho consumado, entiendo que Ortuella se merece un replanteo del caso. Y esto demuestra una vez más que los planes de Urbanismo nunca se han llevado a la realidad en este campo: No olvidemos que ya en 1997 el Consejo Económico y Social (CES) establecía que los tendidos eléctricos cercanos a viviendas deberían ser enterrados o desviados por pasillos eléctricos en los que no se podrá edificar.

Orcasitas A.V. dijo...

Os pasamos la recopilacion normativa que hicimos nosotros:
En muchos países, las normas están basadas en los mismos datos científicos, si bien pueden variar de un país a otro debido a pequeñas diferencias de interpretación. La mayoría utilizan como referencia las directrices de la Comisión Internacional para la Protección Contra la Radiación No-Ionizante ().

Las directrices establecidas por la ICNIRP varían según la gama de frecuencias y proporcionan protección contra efectos adversos conocidos para la salud.

Las directrices ICNIRP (1998) están disponibles en: www.icnirp.de/documents/emfgdlesp.pdf. Ver concretamente las páginas 15 a 21.

Véase también el apartado sobre cómo utilizarlas (en inglés): www.icnirp.de/documents/use.htm .

Para más información sobre estas directrices en inglés, ver: www.icnirp.de/documents/philosophy.pdf.

El Proyecto Internacional "Campos Electromagnéticos (CEM)" de la OMS posee una base de datos en la que se recogen las normas que limitan la exposición a los EMF en los distintos países del mundo. Las normas para cada país están disponibles en inglés en www.who.int/docstore/peh-emf/EMFStandards/who-0102/Worldmap5.htm .

Anónimo dijo...

Una vez más, organizaciones sociales y la comunidad virtual se han
puesto en marcha para ayudar. Te invitamos a leer un artículo de
nuestro blog en el que citamos las oportunidades más destacadas para
canalizar tu ayuda y solidarizarte con el pueblo chileno:
http://www.idealist.org/if/i/es/h/blog/ayudar-a-chile

Allí encontrarás información acerca de lo sucedido y de cómo canalizar
la ayuda a organizaciones que actúan en Chile y a otras que están
ayudando desde el extranjero. Además, te damos herramientas para
comunicarte con personas que continúan en la región afectada: tanto
Twitter, como Facebook y Google ofrecen maneras de entrar en contacto
con ellos.

Juan Cruz Mones Cazon

Mikel dijo...

Que el trabajo que estais haciendo cunda y las palabras de Galeano y un pelin de suerte os acompañen:

“Son cosas chiquitas.
No acaban con la pobreza
no nos sacan del maldesarrollo,
no socializan los medios de producción y de cambio,
no expropian las cuevas de Alí Babá.

Pero quizá desencadenen la alegría de hacer,
y la traduzcan en actos.

Y al fin y al cabo, actuar sobre la realidad
y cambiarla aunque sea un poquito,
Es la única manera de probar
que la realidad es transformable.”

Kike dijo...

Berna (Suiza), 7 de noviembre de 2008. Un estudio realizado por la Universidad de Berna llegó a la conclusión de que las torres de alta tensión en las inmediaciones de las viviendas elevan el riesgo de contraer Alzheimer, confirmó hoy la entidad académica. El riesgo afectaría a quienes viven hasta en un radio de 50 metros de la torre. La investigación se basó en el estudio de 9200 casos fatales de Alzheimer registrados entre 2000 y 2005. En un 20 por ciento de estos casos, las personas habitaban dentro del radio mencionado. Cuando las personas viven en las inmediaciones de una torre de alta tensión durante al menos 15 años, el riesgo de sufrir Alzheimer se duplica en relación al resto de la población, señala el estudio. En cambio, quienes viven entre 50 y 200 metros de distancia del generador no se aprecian esos resultados.

Anónimo dijo...

Creo que las recomendaciones de los organismos tales como el NIEHS y la OMS de extremar la precaución no están encontrando el respaldo de la sociedad en su conjunto, desde los propios ciudadanos hasta sus representantes y los organismos competentes. No existen emisiones inocuas, aunque desconozcamos con precisión sus efectos y por tanto debemos adoptar medidas de precaución que nos lleven a utilizar los aparatos y colocar las torretas o en este caso las viviendas siguiendo parámetros de protección buscando en cualquier caso niveles de exposición mínimos.

Jaume dijo...

Hay muchos ejemplos en el pasado por no utilizar el principio de precaución que condujeron a perjuicios serios y a menudo irreversibles sobre la salud y sobre el medio ambiente.

"Medidas convenientes y proporcionadas de precaución , sabias y prudentes deben adoptarse desde ahora para evitar amenazas plausibles y potencialmente serias en el futuro derivadas de los Campos Electromagneticos sobre la salud. Debemos recordar que la precaución es uno de los principios de la política medioambiental de la Unión Europea" apunta la profesora Jacqueline McGlade, directora ejecutiva de la AEMA".

Juani dijo...

Anino que lo que planteais es justo y la gente lo acabará viendo, no os desanimeis!!!!

Anónimo dijo...

SI UN FLUORESCENTE SE ENCIENDE CUANDO LO COLOCAS DEBAJO DE UNA TORRE DE ALTA TENSION, ¿ QUE LE OCURRIRÁ A TU CEREBRO ?
FORA TORRETAS. ANIMO.