jueves, 8 de enero de 2009

Parar el genocidio


Como otros han escrito mucho mejor que lo que lo haríamos nosotros sobre este asunto os dejamos los enlaces. Pocas palabras se pueden añadir. Solo la enorme tristeza y cabreo por lo que está haciendo Israel en Palestina. Tristeza porque cuesta entender cómo un pueblo que sufrió lo que sufrió a manos de los nazis pueda estar ahora masacrando a otro pueblo, y cabreo porque toda la comunidad internacional esté mirando para otro lado mientras mueren tantas personas inocentes día tras día.



-Laila Al-Arian: Mi abuelo vive en Gaza. Relato de la vida de un palestino. Por Angels Martínez.



Israel 5 †, Palestina 920 †


23 comentarios:

Alex dijo...

Hola a todos y a todas:

Os ruego que participéis en esta acción de Amnistía Internacional y la difundáis a todos vuestros contactos

A) Recogida de firmas en Internet
B) Envío de faxes/correos electrónicos a la embajada de Israel

Ante la situación en Palestina, en la que según las últimas informaciones 660 palestinos han muerto y 2.600 han resultado heridos desde el inicio de la intervención del ejército israelí el pasado 27 de diciembre, proporcionamos, de momento, las siguientes vias de acción (habrá más):

Recogida de firmas en http://www.es.amnesty.org/actua/acciones/israel-y-los-territorios-palestinos-ocupados-protejan-a-la-poblacion-civil/. Si no lo habéis hecho ya, por favor firmadla y darle la mayor difusión que podáis. Se ha enviado a los socios de AI y también a todos los que firmaron ciberacciones anteriores sobre Palestina, pero es preciso conseguir muchas más firmas de las conseguidas hasta el presente.

De momento y como la ciberacción está dirigida al gobierno israelí, os proponemos ahora hacer sentir la presión tb a su embajada en España con el envío de esta carta modelo hasta el 18 de enero a su embajada a título personal por fax, correo postal o emails (o las tres acciones a la vez). Por favor, confirmadnos si habéis podido tomar parte de esta acción y cuantas comunicaciones estimáis que habréis conseguido enviar. Gracias! El fax de la embajada es: Fax: 91 782 95 55. El correo electrónico de la embajada es: embajada@embajada-israel.es

Saludos
Andrés Krakenberger
Amnistía Internacional de Euskadi y Navarra

Texto de fax o email al embajador de Israel:

Excmo. Sr. Raphael SCHUTZ
Embajador de Israel en España

Embajada de Israel

C/ Velázquez, 150, 7º.

28002 – MADRID

Estimado Embajador:


Le escribo para expresar mi preocupación y condena a los ataques israelíes que está sufriendo la población en la Franja de Gaza. Entre los centenares de muertos se encuentran personas civiles desarmadas y menores de edad, como en los casos que le expongo a continuación:

El 27 de diciembre, siete estudiantes de una escuela de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) murieron después de salir de la escuela como consecuencia de un bombardeo de las fuerzas armadas israelíes.
El 28 de diciembre, Jawhir, Dina, Samar, Ikram, y Tahrir, cinco hermanas de entre 4 y 17 años, murieron en sus hogares en el campamento de refugiados de Jabalia, en el norte de la ciudad de Gaza y otros cuatro niños resultaron heridos cuando una mezquita cercana a su casa fue bombardeada.
En la noche del 28 al 29 de diciembre, los hermanos Sedqi, Ahmad y Muhammad Al-Absi entre 3 y 14 años murieron y su madre y varias personas más resultaron heridas cuando su casa fue destruida por el bombardeo de una casa vecina en un campamento de refugiados en Rafah, en el sur de Gaza.
Sr. Embajador, el lanzamiento de cohetes hacia Israel por parte de grupos armados palestinos, que también condeno, no justifica el uso desproporcionado de la fuerza por parte de Israel, que no sólo es ilegal sino que también entraña el peligro de extender la violencia a toda la región. Estos ataques ilegítimos deben cesar de manera inmediata.

Además, pido al Gobierno de Israel que levante el bloqueo y permita que se reanude el paso sin trabas a Gaza de ayuda humanitaria, combustible, electricidad y otros artículos de primera necesidad. También pido que garantice el acceso a los periodistas, trabajadores humanitarios y de derechos humanos en la zona.


Le solicito que con carácter de urgencia transmita a las autoridades israelíes en su país estas preocupaciones y peticiones.


Atentamente,

Exiled dijo...

«Todavía estoy vivo, pero no estoy bien. Y en cualquier momento puedo estar dentro de la visión de la muerte, y estaré bien. Solamente los muertos están seguros en Gaza. Dejé mi departamento y mi esposa y yo fuimos a la casa de la familia, pero no buscando un lugar seguro para el bombardeo. Quiero estar al lado de mi madre en un circunstancia así. No soy un héroe; como mi pequeño sobrino estoy temblando por el explosivo sonido metálico aquí cerca. Pero contengo mi temblor avergonzado; no soy un héroe»...

Anónimo dijo...

Israel maneja una estrategia informativa para dar al mundo su versión, pero es difícil que cuaje al lado de imágenes de Gaza

Hay un márketing de la guerra. Como el márketing comercial, depende mucho del dinero que uno tenga, pero nada garantiza que el discurso del más fuerte se imponga siempre. El caso palestino-israelí, a pesar de la asimetría entre ambos lados, es un buen ejemplo de los límites de la propaganda.
Tras el tercer día de ataques sobre Gaza, los políticos israelíes estaban exultantes. Igual que la estrategia militar, la informativa había sido preparada con mucha antelación y, horas antes de que empezaran a caer las bombas, la maquinaria estaba en marcha.
Una circular de la ministra de Exteriores, Tzipi Livni, ordenaba a todos los embajadores solicitar cuanto antes tiempo en televisión, mientras que Tel Aviv ofrecía a las cadenas, hambrientas de analistas, portavoces multilingües que repetían un número limitado de eslóganes acordados previamente. El resultado fue que, en esos primeros días, la relación de minutos concedidos a portavoces israelíes o palestinos, favoreció a los primeros en una relación de 68/32. Incluso cadenas árabes, como Al Yazira o Al Arabiya, dieron más espacio a portavoces israelíes, en parte por el temor que inspira en algunos regímenes árabes la victoria electoral de Hamás en el 2006.
Para el jefe de informativos de la televisión pública israelí, Arad Nir, el calendario de los ataques estaba pensado para maximizar la estrategia de comunicación: «Al coger al mundo entre Navidad y Año Nuevo, la atención está en otra parte y tenemos un hueco». Pero él mismo señalaba que se trataba de un hueco pequeño: «Cuando terminen las fiestas, las pantallas tendrán más espacio libre y se inundarán de imágenes horribles de Gaza».
Palabras contra imágenes
Efectivamente, si los palestinos están en franca desventaja a la hora de hacerse oír (nada menos televisivo que un líder de Hamás), una simple imagen de Gaza es devastadora. Israel se quiso anticipar, prohibiendo la entrada de periodistas en los meses de calma que precedieron a la ofensiva. Pero Al Yazira y la BBC ya estaban dentro, y las imágenes empezaron a salir. Aviv Shir-On, director general israelí de Medios, lo confesaba casi cándidamente al diario Jerusalem Post : «Cuando te ponen hablando en una pantalla partida, con imágenes de Gaza al lado, es muy difícil encontrar palabras para contrarrestarlas».
Impresión de «limpieza»
Un modo de contrarrestarlas es proporcionar otras imágenes espectaculares, pero que no muestren sangre. En estos casos son muy útiles las grabaciones hechas desde helicópteros de combate que, mientras dan una impresión de «limpieza» y precisión, con su aire de videojuego despiertan al niño que muchos espectadores llevan dentro.
Hasta que un incidente dañó seriamente este esfuerzo. Una grabación que mostraba, supuestamente, la muerte de varios palestinos que cargaban misiles en una camioneta, resultó ser, tras una investigación de la única periodista israelí en Gaza, Amira Hass, un grupo de trabajadores inocentes, y los supuestos misiles, unas bombonas de oxígeno para hinchar globos de feria.
En YouTube, donde se había colocado el vídeo (lo había colgado la propia aviación israelí), los usuarios votaron abrumadoramente su supresión, aunque días más tarde presiones israelíes obligaron a la propietaria de YouTube, Google, a volver a colgarlo. Y es que, como en Gaza, en los medios se lucha casa por casa.
Perder fuelle
Pero todo tiene un límite y, como advirtió en su momento otro alto cargo de la propaganda israelí, Dan Guillerman, había que darse prisa. «En cualquier momento», profetizaba el día 30, «una bomba puede matar a un número excesivo de civiles». Y eso es lo que ocurrió el martes cuando dos escuelas de la ONU saltaron por los aires. Aunque, tras unas horas de dudas, Israel alegó que había en ellas guerrilleros de Hamás, el representante de las Naciones Unidas, Christopher Gunness, lo negó y exigió una investigación independiente.
Ayer, desde el diario israelí Haaretz , un analista sentenciaba que una vez que la maquinaria de la propaganda empieza a perder fuelle, es mejor buscar un alto el fuego.

Miguel A. Murado

Save the Children dijo...

Save the Children pide una vez más un final inmediato al bombardeo y los ataques con misiles tras las informaciones de que un creciente número de niños se encuentran entre las más de 300 personas que han muerto durante los tres días de ataque aéreos. Este lunes Naciones Unidas informó de que al menos 21 niños han fallecido durante los ataque aéreos

'Cientos de miles de niños en Gaza – y también muchos niños en Israel – viven cada día con miedo a nuevos ataques' declara Ned Olney, director de la respuesta humanitaria de Save the Children. 'Por la seguridad de los niños, una vez más pedimos a todas las partes implicadas que encuentre una solución al actual punto muerto político que está afectando negativamente las vidas de casi cada niño en Gaza, mientras que pone en peligro las vidas de los niños israelies en áreas sujetas a posibles ataques de cohetes. Además estamos buscando conseguir pleno acceso de la ayuda humanitaria en Gaza'.

Save the Children que ha trabajado en la zona desde 1953, desarrolla una de las mayores operaciones humanitarias en la región. La ONG ha preparado cientos de paquetes de comida para distribuir entre los niños y las familias que sufren la crisis en Gaza pero es ha visto obligada a retrasar la distribución hasta que los bombardeos paren y sea seguro para los trabajadores repartir la ayuda.

Save the Children señala que incluso antes de los recientes ataques aéreos en Gaza, decenas de miles de niños se estaban enfrentando a una crisis humanitaria, con escaso acceso a comida, agua, saneamiento, electricidad y atención sanitaria, electricidad.

Recientes informaciones de Naciones Unidas demuestran el dramático impacto en las vidas de los más de un millón de residentes en Gaza, incluyendo a la mayoría de sus niños:
- Decenas de miles de niños en la ciudad de Gaza están recibiendo agua únicamente una vez a la semana durante unas pocas horas.
- La asistencia sanitaria se ha dereriorado, y muchos medicamentos esenciales para los niños no están disponibles.
- Más de la mitad de los niños de Gaza tienen necesidad de asistencia alimentaria.
- La malnutrición entre los niños va en aumento ya que hay escasez de pan, frutas, verduras y lácteos.
- Cientos de niños se han visto obligados a abandonar la escuela y buscar trabajo.

'Save the Children continua trabajando en Gaza bajo circunstancias muy difíciles' declara Olney. 'Estamos distribuyendo cientos de paquetes de comida a los niños afectados por los recientes ataques aéreos y esta semana distribuiremos medicamentos y suministros médicos a los hospitales locales. Estamos respondiendo a las necesidades de salud más críticas de los niños incluyendo malnutrición severa, y trabajando para mejorar el acceso a agua limpia en cinco áreas en Gaza. Además hemos creado diversas actividades para ayudar a que los niños permanezcan en la escuela y estén seguros'.

'Se necesita hacer mucho más, y hay muy pocos fondos disponibles para incrementar nuestros programas en la zona o comenzar nuevos' añade Olney.

Anónimo dijo...

Gehiago jakin nahi baduzu, hona hemen ekintza erakargarria.

Zergatik gatazka hau? Nondik dator arazo hau? Bideo proiekzioa egingo dugu ostiralean gaztetxean. Hemen duzue dokumentalaren lehenbiziko zatia:

RAICES DEL CONFLICTO PALESTINO ISRAELI
Eguna: Urtarrilak 9, ostirala
Ordua: 20:30ak
Lekua: Basetxea.Trapagaran

Anónimo dijo...

A Israel le importa un pimiento su imagen. Hasta ahora le vale con el apoyo constante de EE UU. Habrá que esperar y ver qué actitud toma Obama con referencia a este conflicto para comprobar si algo va a cambiar o seguirá todo igual. Sin embargo no espero gran cosa.

Anónimo dijo...

Mucho cuidado con Hamas. Lo que verdaderamente persiguen es establecer un estado Islámico en el mundo, primero en Palestina y posteriormente en todos los países que pertenecieron al Islam, incluido España. Sus fines son eliminar primero a Israel y después a occidente. Han intentado eliminar a la otra facción palestina (Al Fatach) con todo lo que han tenido a su alcance. Nunca ha habido un estado Palestino como tal en la zona ni existe un pueblo palestino; son árabes. Cuando en 1947-48 por resolución de la ONU se delimitaron las zonas en palestina (antigua Judea) se estaba iniciando la “guerra fría” entre las dos potencias y los estados árabes no aceptaron la resolución de la ONU atacando a Israel, estos últimos ganaron y se aprovecharon de la situación. Desde entonces los enfrentamientos son continuos. Tened en cuenta que casi todos los estados de la zona son también artificiales según criterios seguidos, sobre todo por los ingleses; hay culturas diseminados por los diferentes países y que podrían exigir que se les de un estado como son los coptos, arameos y Kurdos entre otros y que quizás tengan mas razones que los árabes de palestina para tener un país. La mayor parte de los judíos fueron expulsados de estos lugares en el año 70 d.C. por los romanos, por no aceptar su dominio. Después del Holocausto (6 millones de Judíos muertos por los nazis en campos de exterminio) e influidos por las presiones del sionismo internacional, las potencias ganadoras en la Segunda Guerra Mundial decidieron crear un estado Judío en la antigua Judea (palestina para los Romanos).

Anónimo dijo...

Claro que hay un conflicto historico muy complejo. Nos ha fastidiado ,pero eso no quiere decir que no haya derecho a lo que esta haciendo ISRAEL. Esto es simplemente ASESINAR. Una barabaridad mas, que estas pobres personas, sufren una y otra vez por la mala conciencia de Occidente tras el holocausto nazi y la necesidad de calmar su mala conciencia y por la presión de los influyentes lobbies judios en USA.
A mi me averguenza que un pueblo que viviò tal masacre mate ,mate y mate, no importa si son niños mujeres, ancianos. Esto solo volverá a generar más odio, durante más años. El mundo no tiene que permitir esto.

Alfonso dijo...

La masacre que llega ya a los 1000 palestinos en Gaza por parte de fuerzas militares de Israel puede calificarse sin duda alguna de genocidio, por que los actos de guerra han sido deliberadamente perpetrados con la intención de liquidar a la población palestina, sin hacer distinciones entre mujeres, niños, ancianos o combatientes de Hamas. Los judíos saben lo que es el genocidio, puesto que lo padecieron en manos de Hitler, de modo que si ahora no protestan contra su gobierno es porque son cómplices. Y todos los que callamos somos también cómplices.

Carlos Rojas dijo...

No soy de los que usan la palabra genocidio para cualquier situación de represión como algunos hacen alegremente, pero en este caso corresponde plenamente usar esa palabra. Esto es lo que dice la Real Academia de la Lengua en su definición sobre genocidio: "Exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, de etnia, de religión, de política o de nacionalidad." No soy de los que usan la palabra genocidio para cualquier situación de represión como hacen otros alegremente, pero en este caso corresponde plenamente usar esa palabra. Para empezar, esto es lo que dice la Real Academia de la Lengua en su definición sobre genocidio: "Exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, de etnia, de religión, de política o de nacionalidad." Ahora veamos la definición del artículo 2 de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre de 1948, y en vigor desde enero de 1951; se entiende por genocidio, dice la Convención, aquellos actos "perpetrados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso".

Los 700 palestinos asesinados en Gaza en estas dos semanas de agresión israelí no son víctimas de una guerra, sino víctimas de genocidio. Qué clase de guerra sería, donde de una parte son asesinados centenares de mujeres, niños y ancianos, y de otra parte mueren cinco -repito cinco- soldados de Israel, tres de los cuales fueron muertos por sus propios compañeros de armas, en lo que en la jerga grotesca de los militares se llama "fuego amigo" (friendly fire).

Este mundo está patas arriba, como diría Galeano, tanto que el protagonista de la agresión el Primer Ministro de Israel, Ehud Olmert, está acusado de corrupción, y no ha tenido la decencia de renunciar para que la investigación no afecte al gobierno. Esa es la calaña de los agresores sionistas.

En cuanto al grupo Hamas, ciertamente es un grupo terrorista, tanto como lo fue la resistencia francesa durante la ocupación nazi. Los maquis franceses, que hoy son héroes nacionales y europeos, eran tachados de "terroristas" por los nazis y por los que simpatizaban con Hitler. Ponían bombas y buscaban las ocasiones para atentar contra las fuerzas de ocupación, igual que lo hacen hoy los de Hamas. No debemos olvidar que Palestina es un país ocupado militarmente, Gaza es un gigantesco campo de concentración.

La historia de Palestina es una historia de sufrimiento y persecución, donde los grandes responsables son las potencias mundiales. Desde la siniestra Declaración de Balfour en 1917 se abrieron las puertas para que el destino de la nación palestina fuera decidido por Inglaterra y por Estados Unidos, a favor de los intereses del sionismo. Los ingleses, en particular, han jugado un papel tenebroso en el despojo de los territorios palestinos, y por supuesto en las últimas décadas Estados Unidos, que ha hecho de Israel su portaviones militar en el Medio Oriente. Estados Unidos proporciona a Israel más ayuda militar y económica que a ningún otro país en el mundo. Sin el padrinazgo de Estados Unidos el Estado de Israel no duraría mucho.

Palestina perdió Jerusalén y parte de su territorio en 1947, los habitantes palestinos que habían estado allí toda su vida tuvieron que refugiarse en Egipto y en Líbano, entre otros países. Como cuenta Edward Said en sus memorias, los judíos fueron ocupando barrio por barrio la ciudad, y luego el país entero, dejando a los palestinos una porción mínima de su dividido territorio, que ahora es atacado con fines de exterminio, como sucede en Gaza en estos días. Desde la creación del Estado de Israel, Palestina no ha cesado de perder territorio, debido a la política expansionista y de ocupación de Israel.

Los países "civilizados" de Europa hicieron tanto escándalo en torno al Muro de Berlín, llamándolo "el muro de la vergüenza", pero ahora no dicen absolutamente nada del muro que Israel ha construido alrededor de los palestinos.

Olvidan que Israel es el país que menos ha cumplido las decisiones adoptadas por las Naciones Unidas sobre el conflicto palestino. Ha violado casi todas las resoluciones aprobadas por la organización, simplemente las ignora porque tiene su padrino protector, Estados Unidos, que usa su veto en el Consejo de Seguridad. En esas condiciones, uno se pregunta de qué sirven los acuerdos internacionales, cuando hay países que no los respetan.

El cese al fuego acordado en el Consejo de Seguridad en un lenguaje vacío y sin condena a Israel, no durará mucho. El mundo está mal, está torcido, y nuestra indiferencia ante el genocidio en Gaza hace que esa situación de abuso contra el pueblo palestino se perpetúe.
Veamos la definición del artículo 2 de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre de 1948, y en vigor desde enero de 1951; se entiende por genocidio, dice la Convención, aquellos actos "perpetrados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso".

Los casi 1000 palestinos asesinados en Gaza en estas dos semanas de agresión israelí no son víctimas de una guerra, sino víctimas de genocidio. Qué clase de guerra sería, donde de una parte son asesinados centenares de mujeres, niños y ancianos, y de otra parte mueren cinco -repito cinco- soldados de Israel, tres de los cuales fueron muertos por sus propios compañeros de armas, en lo que en la jerga grotesca de los militares se llama "fuego amigo".

En cuanto al grupo Hamas, ciertamente es un grupo terrorista, tanto como lo fue la resistencia francesa durante la ocupación nazi. Los maquis franceses eran tachados de "terroristas" por los nazis. Ponían bombas y buscaban las ocasiones para atentar contra las fuerzas de ocupación, igual que lo hacen hoy los de Hamas. No debemos olvidar que Palestina es un país ocupado militarmente y Gaza es un gigantesco campo de concentración.

La historia de Palestina es una historia de sufrimiento y persecución, donde los grandes responsables son las potencias mundiales. Desde la siniestra Declaración de Balfour en 1917 se abrieron las puertas para que el destino de la nación palestina fuera decidido por Inglaterra y por Estados Unidos, a favor de los intereses del sionismo. Los ingleses, en particular, han jugado un papel tenebroso en el despojo de los territorios palestinos, y por supuesto en las últimas décadas Estados Unidos, que ha hecho de Israel su portaviones militar en el Medio Oriente. Estados Unidos proporciona a Israel más ayuda militar y económica que a ningún otro país en el mundo. Sin el padrinazgo de Estados Unidos el Estado de Israel no duraría mucho.

Palestina perdió Jerusalén y parte de su territorio en 1947, los habitantes palestinos que habían estado allí toda su vida tuvieron que refugiarse en Egipto y en Líbano, entre otros países. Como cuenta Edward Said en sus memorias, los judíos fueron ocupando barrio por barrio la ciudad, y luego el país entero, dejando a los palestinos una porción mínima de su dividido territorio, que ahora es atacado con fines de exterminio, como sucede en Gaza en estos días. Desde la creación del Estado de Israel, Palestina no ha cesado de perder territorio, debido a la política expansionista y de ocupación de Israel.

Hablamos mucho en su momento los países "civilizados" de Europa en torno al Muro de Berlín, llamándolo "el muro de la vergüenza", pero ahora decimos menos o algunos absolutamente nada del muro que Israel ha construido alrededor de los palestinos.

El mundo está mal, está torcido, y nuestra poca sensibilidad ante el genocidio en Gaza hace que esta situación de abuso contra el pueblo palestino se perpetúe.Hoy en los telediarios ya solo ha aparecido la matanza detras de las blancas nevadas, del "caos" de Barajas,de los retrasos en las carreteras, de que el paro nos ataca un poco más,....y dentro de unos dias será engullido por otros temas de actualidad como tantos y tantos asuntos del mundo que ni siquiera aparecen nuncaen los medios y que apartamos de nuestra vista para poder soportar nuestra vida acomodada un poco mejor.

Anónimo dijo...

O sea como en el blog, que poco a poco ira bajando y desapareciendo de nuestra vista engullido por el cuentecito de turno del dia.

Jorge dijo...

Es cierto que en este conflicto la hipocresía del mundo ha aflorado como nunca. ¿Qué pais de Europa admitiría en su territorio a Hamas? ¿Porqué los que se manifiestan contra Israel también les venden las armas? ¿Soportaríais durante años el estar amenazado con cohetes que ves caer a pocos metros?¿Porqué Hamas no detiene sus lanzamientos y fuerza a Israel a detener la agresión? ¿A quien beneficia que haya el mayor número de bajas civiles?

En estos días de horror se están sembrando los terroristas de mañana, más atentados y una espiral de atrocidades que dificilmente acabara. He visitado Israel en varias ocasiones y siempre me ha chocado el hecho de que es una sociedad muy dividida: "Basras" contra los inmigrantes de fuera; religiosos contra laicos; sefardí contra ashkanasi; americano contra ruso; Estoy creyendo que Israel necesita perpetuar esto, porque es el cemento que tiene como aglutinante. Sin esto estarían a peleas entre ellos- sino mira la dinámica del Knesset, donde cada partido representa a su comunidad. La paz- si no es una imposibilidad-llegará mínimo dentro de dos generaciones o tres - cuando se haya consolidado aun mas la sociedad hebrea. Pero para entonces sabrá Dios donde estaremos, y como estará la situación, ya hoy imposible de los palestinos. Los palestinos no son sino el estorbo mal calculado del experimento sionista.

Plural / Anitzak dijo...

Tomamos de la pagina Hitza Kalean de trapagaran , este interesante articulo de Monica Garcia, aparecido en "el Mundo" el dia de Reyes y que lleva por título: Desmontando los topicos de Gaza.

"Ver la cobertura de los acontecimientos en Gaza en los canales de televisión árabes y en los occidentales es como asomarse a dos mundos diferentes. Influidos por la corriente de opinión promovida por la Administración de Washington, próxima a Israel, los medios europeos y estadounidenses han asumido medias verdades como hechos, ignorando la situación global en la Franja y muchos de los recientes acontecimientos políticos imprescindibles para comprender qué está ocurriendo.

Para entender el masivo movimiento de solidaridad que se está viviendo en los países musulmanes hacia Gaza es necesario contextualizar los hechos y desmontar algunos de los tópicos. Estos son algunos ejemplos.


Hamas tomó el poder por la fuerza en 2007.

En realidad, el Movimiento de Resistencia Islámica accedió al poder en enero de 2006 tras obtener el respaldo del 65% de los palestinos en las elecciones celebradas entonces, en una victoria masiva que sorprendió dentro y fuera de los territorios ocupados.

La supervisión internacional reveló que no se habían producido irregularidades, pero el Cuarteto (EEUU, la UE, Rusia y la ONU) congeló sus ayudas para los palestinos con el pretendido objetivo de obligar a Hamas a renunciar a la violencia y debilitar al grupo.

Por su parte, Israel comenzó una dura estrategia de aislamiento que comenzó con la retención de los fondos que cobra en nombre de las autoridades palestinas en concepto de aduanas, unos 40 millones de euros vitales para la supervivencia de los territorios.

Además, soldados israelíes arrestaron a la mayor parte de los diputados islamistas en Cisjordania y Jerusalén Este inhabilitando el Parlamento palestino, que quedó sin ’quórum’ para trabajar.

La histórica confrontación entre la facción Al Fatah, derrotada en las urnas, y Hamas se agravó más que nunca, pero una sutil intervención internacional logró que pasara de las palabras a las armas.

Según una investigación de la revista ’Vanity Fair’ apoyada en documentos confidenciales autentificados por fuentes norteamericanas, "hubo una iniciativa encubierta aprobada por Bush e implantada por la secretaria de Estado Condoleezza Rice y el viceconsejero de Seguridad Nacional, Elliott Abrams, para provocar una guerra civil palestina.

El plan fue apoyar las fuerzas dirigidas por [Mohamed] Dahlan [líder de Al Fatah] y dotarlas con nuevo armamento suministrado a petición norteamericana para dar a Fatah la fuerza necesaria para eliminar del poder al Gobierno democráticamente electo de Hamas. Es decir, Washington promovió un conflicto civil interpalestino para acabar con los islamistas.

Así, el líder de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Abu Mazen, (Mahmud Abbas) se negó a entregar el control de las fuerzas de Seguridad a Hamas, que organizó sus propias fuerzas. Los choques aislados entre ambas facciones se sucedieron durante casi un año y medio, hasta que en junio de 2007 derivaron en una corta guerra intestina.

A los islamistas les bastaron pocos días para expulsar a Al Fatah. Abu Mazen disolvió el Gobierno electo de Hamas para nombrar otro Ejecutivo, tachado de ilegal por algunos expertos palestinos que también criticaron duramente la actuación de Hamas, y dividiendo ’de facto’ los dos territorios palestinos.


El bloqueo fue impuesto tras el ’golpe de Estado’ de Hamas.

El bloqueo comenzó días después de que los islamistas llegaran al Gobierno, pese a las denuncias de las organizaciones humanitarias que advirtieron de que sin las ayudas internacionales los territorios estaban abocados a una crisis humanitaria.

Pocos meses después de la victoria electoral las ONG advirtieron de la escasez de medicinas en los hospitales y avisaron del riesgo de enfermedades infecciosas. Lo peor estaría por llegar. Primero fue la respuesta israelí a la captura del soldado Guilad Shalit, que castigó duramente la Franja.

Un año después, tras los combates interpalestinos, Tel Aviv declaró Gaza entidad enemiga, permitiendo la entrada de apenas 19 productos básicos de los 3.500 que entraban antes.

Desde entonces, la primera crisis humanitaria creada expresamente por Occidente ha empobrecido a la población hasta límites insospechados. Si en 2007, un millón de personas en Gaza (donde habitan 1,5 millones de palestinos) sobrevivía gracias a las ayudas de la ONU, hoy se calcula que 1,2 millones comen gracias a Naciones Unidas, que ha dejado de recibir alimentos básicos por el cierre israelí. Hoy en día, los habitantes de Gaza tienen serias dificultades para encontrar pan.


La culpa de la ofensiva es de Hamas por seguir lanzando cohetes.

El pasado día 19 de diciembre, Hamas dio por finalizada una tregua unilateral de seis meses en la que los islamistas no lanzaron su artillería casera salvo en respuesta a bombardeos israelíes, sin causar muertos. A cambio, exigían que Tel Aviv aliviara el cerco permitiendo la entrada de productos básicos y de combustible, algo que nunca ocurrió.

En esos meses la situación humanitaria se fue deteriorando en la Franja, hasta el punto de que los israelíes prohibieron el paso de ayuda de Naciones Unidas e incluso combustible para que las agencias de la ONU pudieran asistir a la población.

"¿En qué otro lugar padece la ONU un embargo? ¿Dónde se somete la ayuda alimentaria a tan severas restricciones?", se interrogaba el director de la agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos, John Ging.

Por su parte, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, denunció que "el bloqueo es una violación de las leyes internacionales y humanitarias".

El relator especial de la ONU para los territorios palestinos, el profesor judío estadounidense Richard Falk, exigió a principios de diciembre un "esfuerzo urgente [...] para aplicar las normas que protegen a la población civil palestina de las políticas de castigo que suponen un crimen contra la humanidad". Falk, que calificó el bloqueo contra Gaza de "continuada, flagrante y masiva de la ley humanitaria internacional", fue expulsado por Israel cuando intentó regresar a los territorios para terminar el informe que debe presentar ante la ONU en marzo.


Israel se defiende de la ofensiva palestina.

Es cierto que las facciones armadas palestinas lanzan sus cohetes contra el sur de Israel, al igual que es cierto que Tel Aviv acomete ofensivas aéreas contra la Franja en lo que califica de "asesinatos selectivos" que por lo general suelen ocasionar víctimas civiles. La cuestión está en qué tipo de daño hacen unos y otros.

Según datos del Ministerio de Defensa israelí, la ONG The Israeli Project calcula que 23 israelíes han muerto entre principios de 2001 y el verano de 2008 a causa de los proyectiles palestinos. Según el Centro Palestino para los Derechos Humanos, en ese periodo 3.800 palestinos han muerto por ataques israelíes, de los cuales casi 850 son niños.

Por otro lado, el Gobierno israelí invierte fuertes sumas en la seguridad de su población asentada en las proximidades de Gaza, mientras que los palestinos carecen no sólo de búnqueres, sino de medicinas, agua o suministro eléctrico.


Se trata de un ataque contra la infraestructura terrorista de Hamas.

Mezquitas, el canal de televisión de Hamas (Al Aqsa TV), la Universidad Islámica de Gaza. Varios edificios civiles han sido atacados en la actual ofensiva de Tel Aviv, además de centros políticos y militares.

El problema es que cualquier ataque contra un objetivo, incluso militar, en Gaza arrastra a numerosos civiles dado que la Franja es uno de los lugares con mayor densidad de población del mundo.

La mayoría de las víctimas han sido oficiales de la policía palestina afiliada a Hamas, entre ellos su máximo responsable, nombrado por Al Fatah, lo cual lleva a Israel a afirmar que las bajas son militares.

Sin embargo, según la IV Convención de Ginebra relativa a la protección de civiles en tiempos de guerra, los funcionarios (incluidos los oficiales de policía) son considerados civiles en los conflictos y no combatientes, por lo que los grupos de Derechos Humanos denuncian una masacre.

(*) Mónica G. Prieto fue corresponsal para Israel y los territorios palestinos entre 2005 y 2007, y vivió en Gaza la victoria electoral de Hamas, las consecuencias del bloqueo y la situación tras la guerra civil palestina.

Anónimo dijo...

Según datos del Ministerio de Defensa israelí, la ONG The Israeli Project calcula que 23 israelíes han muerto entre principios de 2001 y el verano de 2008 a causa de los proyectiles palestinos.

Según el Centro Palestino para los Derechos Humanos, en ese periodo 3.800 palestinos han muerto por ataques israelíes, de los cuales casi 850 son niños.

Según datos del Ministerio de Defensa israelí, la ONG The Israeli Project calcula que 23 israelíes han muerto entre principios de 2001 y el verano de 2008 a causa de los proyectiles palestinos.

Según el Centro Palestino para los Derechos Humanos, en ese periodo 3.800 palestinos han muerto por ataques israelíes, de los cuales casi 850 son niños.

Según datos del Ministerio de Defensa israelí, la ONG The Israeli Project calcula que 23 israelíes han muerto entre principios de 2001 y el verano de 2008 a causa de los proyectiles palestinos.

Según el Centro Palestino para los Derechos Humanos, en ese periodo 3.800 palestinos han muerto por ataques israelíes, de los cuales casi 850 son niños.

Según datos del Ministerio de Defensa israelí, la ONG The Israeli Project calcula que 23 israelíes han muerto entre principios de 2001 y el verano de 2008 a causa de los proyectiles palestinos.

Según el Centro Palestino para los Derechos Humanos, en ese periodo 3.800 palestinos han muerto por ataques israelíes, de los cuales casi 850 son niños.

Y con este dato tenemos suficiente para valorar un conflicto.

Luiso dijo...

Suma y sigue : ... Treintaiún prisioneros ejecutados, veinte familias extinguidas del todo, trece médicos muertos, mezquitas y escuelas atacadas... no es sólo cuestión de cifras, es la intención de exterminar a todo un pueblo. Gaza es hoy el Gernika particular del pueblo palestino, la Franja se ha convertido en un auténtico gueto como el de Varsovia y, para seguir recordando la historia, le están dando a Hamás su propio Masada.

iratxe dijo...

Navegando un poco encuentro una iniciativa interesante en la web de EA, www.euskoalkartasuna.org, sobre otro frente que habría que abrir en la presión sobre el gobierno de israel y parar así el genocidio. Parece que no solo en Oruella EA trae aire fresco a la política vasca, estaremos vigilantes a ver si por fin podemos confiar en algiuien

Hitza Kalean dijo...

En nuestro blog , que teneis enlazado, aparece esta otra iniciativa que tambien queremos compartir

Jorge dijo...

Respecto a lo de Gaza,para que vuestra visión sea más "Plural" me permito poner el siguiente enlace para completar la visión del asunto:
http://www.aurora-israel.co.il/articulos/israel/Conflicto/18537/

Anónimo dijo...

Y sigamos teniendo en cuenta los conflictos "olvidados" del mundo y donde tanta gente sufre y muere,como la tragedia de Dafur, la guerra del Congo o la brutal agresión rusa reciente a Georgia y Osetia.

Plural / Anitzak dijo...

Os animamos a participar en el envío de esta carta que está circulando por diferentes blogs solidarios a nuestros parlamentarios europeos para que condenen la masacre de Gaza y hagan “algo” más que declaraciones.
Un poco de cada uno puede ser una contribución a que nuestra voz sea tenida en cuenta por nuestros representantes:

Estimado/a representante del Parlamento Europeo:

Me dirijo a Vd., como ciudadano/a de la UE, consternado/a e indignado/a por los acontecimientos que están sucediendo en la Franja de Gaza, y convencido/a de que los europeos somos responsables, en buena parte, de lo que allí sucede al haber fracasado en imponer el respeto a la legalidad internacional y a las resoluciones de la ONU.

Sé que el Parlamento aplazó el pasado 4 de Diciembre la votación en la que se decidía la ampliación y mejora del Acuerdo de Asociación UE-Israel. Le estoy agradecido/a, aunque la Comisión no esperó tanto y el día 8 hizo todo lo contrario sin vincularse a la decisión del parlamento europeo, un déficit democrático que resta aun más credibilidad a la institución.

Hoy Israel se siente respaldado para la masacre que está causando, burlándose una vez más de convenciones y acuerdos internacionales de Derechos Humanos y de la ley Humanitaria Internacional.

Hagan algo inmediatamente, se lo ruego y para esto les pagamos.

Somos muchos los ciudadanos y ciudadanas que exigimos que así sea, que queremos que nuestras opiniones y nuestros impuestos sean invertidos con la debida coherencia por nuestros legítimos representantes, entre ellos Vd. Necesitamos que se adopten las medidas necesarias para ayudar de forma efectiva a poner fin a esta impunidad vergonzosa.

Europa tiene que dejar de aplicar el doble rasero para que podamos creer en nuestras instituciones y en nuestros representantes. Por favor háganlo de verdad y dense prisa. La muerte en Gaza no espera. ¿Cuántas víctimas más son necesarias para que reacionen? Póngase del lado que debe estar que no es otro que el de la justicia y el derecho internacional y exija que se apliquen con rigor todas las medidas y sanciones diplomáticas y económicas que le competen en contra de Israel, según estipula la Carta de la ONU, la IV Convención de Ginebra y todas las resoluciones del Consejo de Seguridad referidas a la cuestión palestina.

Piense que la suerte de más de un millón y medio de seres humanos está en buena parte a merced de lo que los europeos seamos capaces de hacer y no podemos mirar estos crímenes con complacencia. Ya es suficiente. Si permanecemos pasivos, impávidos y sin respuestas frente a tanta ignominia, si continuamos siendo complacientes, no le quepa la menor duda que estaremos colaborando con la limpieza étnica del pueblo palestino, con los castigos colectivos y con todo el cúmulo de crímenes e injusticias que la ocupación militar israelí perpetra contra la población civil palestina.

Como ciudadano/a europeo/a y por la responsabilidad que me afecta, se lo pido y exijo. Agradeciendo la atención que me ha dispensado al leer este mensaje, reciba un saludo cordial. Atentamente,

Mi nombre
Mi DNI.
Mi ciudad.

Direcciones a las que enviar esta carta:

antonio.masiphidalgo@europarl.europa.eu
miguelangel.martinez@europarl.europa.eu
florencio.luqueaguilar@europarl.europa.eu
antonio.lopezisturiz@europarl.europa.eu
carlos.iturgaizangulo@europarl.europa.eu
mikel.irujoamezaga@europarl.europa.eu
david.hammersteinmintz@europarl.europa.eu
ignasi.guardans@europarl.europa.eu
marti.grauisegu@europarl.europa.eu
luis.degrandespascual@europarl.europa.eu
salvador.garrigapolledo@europarl.europa.eu
vicentemiguel.garcesramon@europarl.europa.eu
gerardo.galeote@europarl.europa.eu
juan.frailecanton@europarl.europa.eu
fernando.fernandezmartin@europarl.europa.eu
alejandro.cercas@europarl.europa.eu
carlos.carnerogonzalez@europarl.europa.eu
josep.borrellfontelles@europarl.europa.eu
enrique.baroncrespo@europarl.europa.eu

Rafael del Castillo dijo...

Con la excusa del derecho a la defensa se está masacrando al pueblo palestino con bombas de racimo, uranio empobrecido y fósforo blanco, se están vulnerando gravemente los derechos humanos y se está echando abono para que la violencia y el odio duren muchos años más y la reconciliación esté muy muy lejos. Mientras desde Occidente sólo hay palabras y más palabras, hipocresía frente al terror, y apoyo explícito de Estados Unidos al terrorismo de estado israelí por intereses electorales, económicos, etc… que nada tienen que ver con la justicia.

rafa dijo...

Cuando uno lee que las historias de la expulsión de los judios de sus territorios por los romanos no parecen que sean verdad, cuando uno ve que se quita la tierra a otras personas en razón de una vieja historia, cuando uno ve que no se conforman con el reparto de 1947, cuando uno ve que no respeta ninguna decisión de la ONU salvo la primera de la creación de su pais, cuando uno ve que instalan asentamientos dentro de los pocos pueblos que han dejado a los palestinos, cuando uno ve que construyen un muro (cárcel) de tres pisos de alto, cuando uno ve que son capaces de matar sin ninguna misericordia...
¿Qué comprensión esperan de nosotros, de los otros, de los no-judíos?
Fué un gran error ceder a las presiones sionistas en 1947 y quizá la ONU debiera dar marcha atrás y dejar las cosas como estaban. ¿Sería posible? Europeos y americanos recibiríamos con los brazos abiertos a estos antiguos moradores de nuestros países para encontrar una solución a un problema imposible. Fue un gran error.

Anónimo dijo...

Aqui lo realmente difícil no es ver quien es el culpable de la dificil situación, sino como resolverla.
Saludos,
Al Godar