jueves, 5 de mayo de 2016

Cuento para hoy: "Billete de ida"


– Es como sale mejor. ¿Ves?, así las plantas creen que está lloviendo.
El padre apretaba suavemente la mano de su hijo sobre la boca de la manguera. El chorro se abría como un abanico de cristal.
– No olvides regarlas cada dos o tres días, ¿vale? Ahora te ocupas tú de esto.
El niño asentía concentrado en el agua.
– ¿Cuándo vas a volver?
El padre le pasó la mano por la cabeza.
– ¿Y por qué no vienes tú en verano? Así te enseño lo que haya aprendido de alemán.
El agua espantaba a las avispas escondidas bajo las hojas.

Enrique Medina Pla