martes, 14 de febrero de 2012

Tertulias de cine


 CINE EN EL SALON GORBEA / GORBEIA ARETOAN ZINEMA  

          JUEVES 16 de Febrero A LAS 19 HORAS

           Otsailaren 16 ean, OSTEGUNEAN – 7etan.

                  

3 comentarios:

Anónimo dijo...

queremos saber porque en la avenida de la estacion no a llegado el gas natural mucha gente lo querria poner. nos tienen apartados del pueblo. siempre se olbidan de esta zon por favor. que nos hagan caso. mucha gente pasa frio en invierno. por no poder poner una estufa. nos saldria mas barato. el gas natural. agan llegar este comentario al señor alcalde. un saludo una persona de esta zona.

Plural / Anitzak dijo...

Resumen de la pelicula: Una historia de abuelo y nieto. Se trata del segundo largometraje del realizador búlgaro Stephan Komandarev, que debutó en 2000 con Pansion za Kucheta . En la cinta tiene una gran importancia el backgammon, un juego antiquísimo de especial arraigo en los Balcanes.
El rey del backgammon, Bai Dan -que tiene este título porque ha ganado una especie de campeonato con sus vecinos- recibe la triste noticia de que su nieto -que tuvo que dejar Bulgaria cuando era niño con sus padres en busca de un destino mejor- ha sufrido un accidente. Cuando llega a su lado, resulta que está amnésico y ni le conoce. Pero Dan decide irse con él en bici tándem, de regreso a Bulgaria, para ver si regresando a casa comienza a recordar.
El director usa la metáfora de la amnesia del protagonista joven para alertar de la conveniencia de no olvidar los errores del pasado, en concreto del totalitarismo comunista. Su film es pretendidamente sencillo y con momentos tan edulcorados como los pasteles que fabrica la abuela del film.
Pero es bastante inteligente su revisión crítica del pasado de Bulgaria, marcado por la represión, y el film no viene a decir que con la caída del Muro se hayan acabado todos los problemas, sino que es consciente de las dificultades que tiene la sociedad occidental, como se ve en una secuencia con emigrantes a los que funcionarios corruptos mantienen más de lo necesario en un complejo. Reflexiona también sobre otros temas de interés, como la identidad personal, y la búsqueda de las propias raíces.
Además, el director aprovecha muy bien el limitado presupuesto y logra muy buenas interpretaciones de su ajustado reparto, con el gran Miki Manojlov, el abuelo apasionado del backgamon, y el joven pero experimentado Carlo Ljubek (R.A.F. facción del Ejército Rojo)como su nieto.

Agus. dijo...

Me encantó. Seguid así. No todos los pueblos pueden tener una cosa como esta que tenemos en Ortuella, aunque el Ayuntamiento no ayude.