jueves, 9 de febrero de 2012

Que no nos destrocen los servicios públicos.

Defiende lo de todos, que también es tuyo ... y pulsa aquí

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Se han llevado a Patxi

Plural / Anitzak dijo...

Ez genekien ezer. Plural / Anitzak elkartetik Patxiri eta bere ingurukoei elkartasuna adierazi nahi diegu.

Anónimo dijo...

Ba begira zer agertu da gaurko Berrian: http://berria.info/albisteak/60626/patxi_gomez_lopez_preso_ohia_atxilotu_dute_bilbon.htm

Olga dijo...

Lo pagamos y lo comprobamos cada vez que tenemos que usarlo.Los servicios cada vez están más desbordados.

Pero sin movilización y sin quejas organizadas, no hay solución.

No vale con quejarse en la pescadería ni acordarse de lo que pasa cuando le toca a uno en carne propia.Sino, lo tenemos claro.

Anónimo dijo...

Elkartasuna bien, una entrada aparte tambien. Me he quedado alucinada cuando lo he oido. Ayer le vi en la plaza y no me lo creo todavia.

Anónimo dijo...

Lo que yo veo que se está destruyendo es la capacidad de resistencia y de protesta de las personas normales que cada vez más por el miedo, nos metemos cada uno en su rincón y lo de todos creemos que no es nadie hasta que nos toca a nosotros.

Anónimo dijo...

vuelven los tiempos oscuros y mientras tanto a plantar arbolitos y hacer el boca a boca a los tritones y salamandras , que guay tener un parkecillo en frente de casa para que los ciudadanos del pueblo lo puedan disfrutar ,bueno ,todos menos Patxi.
EUTSI GOGOR GUDARI!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Que tendrá que ver el culo con las temporas que decia aquel,anónimo de las 11,46.

Los tiempos oscuros no vuelven porque para los que estamos abajo nunca han dejado de serlo.

La Balsako birsorketa ekologikoa bai, baita Patxi etxera ere!!!

Anónimo dijo...

Hay gente que cuando recibe una hostia que le viene de arriba mira para los lados para ver quien tiene más cerca y le pega una toñeja.
¡que no chaval!¡Que la balsa y los problemas de reconciliación que nos vienen ahora son dos cosas diferentes! Y de paso te miras el ombligo, metes el dedo y verás que huele mal, como el de casi todos. Es muy sencillo fijarse en la paja del ojo ajeno.

Anónimo dijo...

La vida nos lleva, pero hay que remar amigos.