miércoles, 9 de noviembre de 2011

Sanidad pública:Entre la realidad y el humor, a tí te toca distinguirlo.


Algunas verguenzas  sanitarias que están llegando.


13 comentarios:

Marian dijo...

Por una sanidad pública, gratuita, fiable, escalable, universal, de calidad, accesible en condiciones de igualdad a todos, gestionada por los mejores profesionales, pionera en investigación y desarrollo y al servicio de toda la ciudadanía.

Por pedir que no quede y encima aquí es posible.

Anónimo dijo...

Lo más alucinante es que todo el mundo sabe que la sanidad norteamericana es tres veces más cara que las públicas europeas y deja a un montón de gente fuera de juego. En Suiza intentaron privatizar y fue un desastre sanitariamente hablando. Está claro que los servicios serán el ante último caladero donde los capitales van a echar sus redes para acabar de esquilmarnos. Nos va a pasar igual que a las merluzas y besugos.
Estos ¿8? años del PP van a ser privatizadoramente impresionantes. ¡A ver si llegamos vivos al final!
Le llaman democracia y no lo es...
Rafa.

Anónimo dijo...

Aquí os dejo unos links en el que podeis echar un vistazo a la actual situación de la docencia en la carrera de medicina en la UPV/EHU. ¿Hasta donde querrán llegar?

1. Noticia publicada en "Deia" el 7 de noviembre de 2011

http://www.deia.com/2011/11/07/sociedad/euskadi/los-estudiantes-de-medicina-denuncian-que-se-haya-excedido-un-46-las-plazas-oficiales#Comentarios

2. Asociacíón de estudiantes de medicina/ Medikuntzako ikasleen batzarra (AEM/MIB)

http://medikuntzakoikasleak.com/

Anónimo dijo...

¿Dan premio por ser el lector 200.000 o solo le ocurre al lector 1.000.000?

Plural / Anitzak dijo...

Felicidades anónimo lector 200.000. Esperamos que sigas participando en el invento.

Anónimo dijo...

Nuestros problemas, como los de Italia, no son solo económicos y coyunturales sino sociales y estructurales. Franco y Mussolini convencieron a una generación de que los pasados imperios de Castilla y Roma se podían reeditar y españoles e italianos volver a vivir ricamente a cuenta de los demás.
Pero ahora, las leyes españolas e italianas se tienen que supeditar a las del mercado. Y para eso no nos hemos preparado. Hay ejemplos por todas partes.
En Ortuella también, por supuesto.

Juancar dijo...

A quien quieren engañar en las campañas políticas, todos sabemos y los que no, no loquieren saber, que nuestros representantes políticos apuestan por una sanidad y educación pública yendo ellos a una privada, inclusive asta el rey sus hijos y nietos. Yo creo que asta los charlatanes de las ferias son mas sinceros.

Anónimo dijo...

Llegan al poder quienes vienen del sistema financiero y económico. Esta gente sí que sabe. Por fin, ya era hora que alguien se diera cuenta. Hace falta un buen equipo gestor. Como diría cualquier político de garrafón, un equipo que transmita confianza y que sepa lo que hay que hacer. La ciudadanía de a pie ya ha dado muestra de su ignorancia y, por qué no decirlo, se ha dejado arrastrar por el dinero fácil. Aquí cualquiera podía hacer dinero. Solo se trataba de comprarte un piso con el dinero que no tenías e intentar venderlo por una cifra bastante más grande que la original. Simple y tentador. Y cayó en ello hasta Islandia.

Europa S.A. mola. Va a estar llena de emprendedores, de jóvenes vitalistas que quieren comerse el futuro. La seguridad de un empleo estable es objeto de estudio de la arqueología laboral. En los museos del conocimiento, patrimonio de la humanidad, se expondrán en modernas vitrinas digitales aquellos contratos que dos partes firmaban en busca de una relación estable. Los tiempos modernos, la eficiencia, la ambición y el espíritu de superación de la humanidad los enterraron para siempre

Anónimo dijo...

2011 ha sido fatal para Zapatero, Papandreu y Berlusconi, que se debían creer mas listos que portugueses e irlandeses por lo que se habían propuesto continuar engañando a Europa.
Con pueblos baqueteados por las miserias de la autarquía fascista lo tenían fácil, pero Europa es otra cosa. Europa necesita aire limpio.
También Ortuella
No está todo hecho, ni mucho menos. La tradición tiene un gran peso entre nosotros, los griegos han tenido que meter la extrema derecha en el gobierno provisional. Aquí, dirigentes políticos y sindicales piden más de lo mismo.
Pero nuestros sacrificios no serán en vano, si acertamos con el buen camino.

Lontxo dijo...

Fallece una mujer con aneurisma tras deambular por cuatro hospitales
La familia se querella contra responsables del Vall d'Hebron - La paciente tardó 65 horas en ser operada.
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Fallece/mujer/aneurisma/deambular/hospitales/elpepisoc/20111113elpepisoc_4/Tes

Anónimo dijo...

La situación económica de gran parte de la población es francamente preocupante, si se compara con la media europea. Y va a empeorar según todos los indicios.
Nuestro sistema público de sanidad es un buen termómetro. Está perdiendo posiciones rápidamente respecto de los sistemas privados. Pésima señal para muchos de nosotros.

Pero Europa no tiene ninguna culpa de nuestros problemas, sino todo lo contrario. Nos han ayudado mucho, pero ha sido en balde. Nuestros respectivos sistemas de gobierno tienen un origen totalmente opuesto y eso, necesariamente se tiene que notar.

Mas de lo mismo es lo único que nos pueden ofrecer los partidos-guía. Con medios mas sofisticados, eso sí.

Anónimo dijo...

Y ahora los recortes en la sanidad catalana amenazan con transformar el Estado de Bienestar tal y como es en la actualidad. El conseller de Salud de la Generalitat de Catalunya, Boi Ruiz, lanzó este martes la idea de una reforma del sistema sanitario español en la que los ciudadanos, a partir de un determinado nivel de renta, deberían contratar obligatoriamente una póliza de salud.

Anónimo dijo...

Nos han enseñado que el amo es quien se debe preocupar del bienestar de los subordinados.
Nos tienen convencidos de que él es el único que nos lo puede proporcionar y que no nos debemos de preocupar por esas cosas que escapan a nuestro alcance.
Era la filosofía de los esclavos. Nunca hay que pretender criticar al amo. Y menos sustituirle.
Ahora podemos optar entre Juan y Pedro, pero nunca pretender mandarles a freir espárragos.

Pero en los euros ya no pone aquello de ..... por la gracia de Dios.