lunes, 2 de marzo de 2009

El día después

Cuando tras una jornada electoral, uno abre medio dormido su ordenador por la mañana y se encuentra delante de los ojos con que "alguien" ha escrito lo que uno anda rumiando por dentro, la tentación es demasiado grande como para no caer en ella.
Antes que yo moviera un dedo, Julen Iturbe , uno de Urioste además, ya habia colgado en su blog este estado de animo , que no me resisto a reproducir:

"Llegarán las oscuras negociaciones" ( Tomado de su blog: Consultoría artesana en la red)
He seguido desde la barrera las elecciones. Reconozco que voto. Sí, yo también voto. Claro que, al paso que vamos, algún año de estos estará al caer no hacerlo. Porque ayer, tras los resultados, fue otra vez lo mismo. Un guión absolutamente previsible donde ya nadie está pensando en el objetivo final de servir a la ciudadanía. Ahora todos miran a cómo conseguir más poder. Ya tendrán tiempo de caer en corruptelas.
El caso es que ahora se pone en marcha la negociación. Y asistiremos a un ejercicio alejado en extremo de prácticas abiertas y de transparencia. Entrarán en juego las oscuras ofertas de esto por aquello. ¿Alguien pensando en la gobernabilidad futura y tender puentes entre puntos de vista distintos? Me temo que no. En absoluto. Ahora comienzan negociaciones donde a la ciudadanía se la echa a un lado. Ya no tiene nada que decir. Son nuestros representantes quienes se ponen manos a la obra.
Se van a aplicar argumentos inmundos que quedarán tapados por toneladas de declaraciones bien infoxicadas. Eso sí, darán trabajo al periodismo de investigación, que tendrá que intentará descubrir qué oscuras maniobras se pusieron en marcha.
¿Os imagináis a un político twitteando estas negociaciones?, ¿poniendo en su blog los argumentos de la negociación?, ¿explicando qué limitaciones se plantean en el ámbito estatal? No, ahora volverán a un estado primigenio de su condición política: ha llegado la hora de la negociación a puerta cerrada. Transparencia cero. Es el momento de la verdad. Ya no nos necesitan. No, porque ahora ellos se sienten tocados por la mano de Dios. Han sido elegidos por el pueblo, están legitimados.
En realidad votamos a partidos. No decidimos sobre nuestro gobierno, sino sobre el paso previo: la cantidad de asientos que se reparten. Luego, cuando se entra a saco, hacemos discreto mutis y nos quedamos esperando. Eso sí, nada de 2.0. La sabiduría de las multitudes llega hasta donde llega. Si llega."

40 comentarios:

Mikel dijo...

Pues yo creo que precisamente todo debería apuntar a una coalición fuerte y no frentista, entre PNV y PSE, que representaria un cambio a la hora de hacer las cosas. La fortaleza y transversalidad no sólo es imprescindible por la situación de crisis y de violencia, sino porque según la ciudadanía el mejor modo de avanzar es tejiendo sensibilidades sociales.
Ese gobierno mixto debiera ser equitativo, pues si bien es cierto que el PNV dispone de más votos y escaños, también es cierto que el PSE cuenta con apoyos que le permitirían gobernar en minoría.

La figura para ocupar la Lehendakaritza debiera negociarse entre ambos partidos, pudiendo ser una persona de consenso pactada y compensada por otros puestos representativos decididos en estas elecciones como la Presidencia del Parlamento, Vicelehendakaritza,etc.

¿Que os parece?

pepe dijo...

Creo Mikel que tu propuesta es lógica y mas en las circunstancias actuales de situación economica y que en unos años no va a cambiar, por lo que gobierne quien gobierne poco podrá hacer, por supuesto si gobiernan en coalición tendremos una legislatura mas tranquila y posiblemente mas provechosa.
Sin embargo no nos llamamos a engaño, el PNV cree que Euskadi le pertenece, por lo que no aceptará un gobierno con los socialistas si no es mandando él y teniendo a los socialistas de segundones como ya hizo en otras legislaturas, para llevarse los méritos de lo que se haga bien (si algo hacen los politicos enteramente bien).
Por otro lado no parece que los socialistas quieran perder la oportunidad de hacerse con el poder y acabar con 30 años de opresión nacionalista.
De todos modos es posible que llegen a un acuerdo pues los socialistas son los que peor lo tienen para gobernar solos pues por muy bien que lo harian o quisieran hacerlo iban a tener en contra a todos los demás partidos.

Como los politicos son una carga que la ciudadanía tenemos que aguantar (aunque entre ellos hay buenas personas (pero el dinero y el poder es tan tentador) y mientras no cambie el sistema por otro mejor creo que tu propuesta es la menos mala.

Anónimo dijo...

En mi opinion el proceso en Euskadi será largo y complicado.
Todo lo que ahora parece evidente esta muy lejos de lo que ocurra al final.
Ahora les toca analizar los resultados, desdecirse de la burradas que se dicen en el proceso electoral y buscar una salida de futuro.
El pacto PP-PSOE no seria el cambio, sería la confrontacion al cuadrado.
No hay otra salida de futuro que un pacto PNV-PSOE pero para que sea posible hace falma mucha generosidad por ambas partes.
Veremos si son capaces de tenerla

Anónimo dijo...

En parte tengo esperanzas de que un gobierno PP-PSOE-UPyD frene el acoso que muchas personas están viviendo en Euskadi por su ideología, de que logre eliminar los rastrojos de partidos afines a ETA (D3M...) y sobre todo garantize las libertades de los demócratas frente a los radicales.

Que sana puede ser la alternancia para un país. Y que cuidado tendran que tener los gobernantes si les van a revisar con lupa lo que han hecho cada 4 años.

Anónimo dijo...

Le demos las vueltas que le demos, la realidad sociológica que describen las urnas es que la mayoría de los elegidos está en contra del candidato del PNV y no hay una mayoría en contra del Sr. López.

Es normal que cueste reconocerlo despúes de 30 años, pero el PNV finalmente lo hará, por la cuenta que le trae, y entrará en el gobierno (gestionando la mayoria del presupuesto como le corresponde) pero sin lehendakari, por su mala cabeza (es decir, sus imposiciones, su afan clasificatorio dicotómico... lo dejo en esto).

Cuando Patxi sea investido, las presiones a los del EBB serán insoportables (empresarios, familiares, amigos...) y entrarán; y Urkullu habrá logrado quitarse a Ibarretxe y sintiendose aliviado, como tantos.
El autentico cambio se dará, según mi punto de vista, si los socialistas se creen de verdad eso de que sumando 38 pueden tener la lehendakaritza y si así todos comenzamos a ser un poco más iguales.

Javi

Anónimo dijo...

Desde aquí abajo está claro que hay mucha gente a la que le gustaría que el PNV saliese a ventilarse un poco, pues para todo es buena la rotación. La quietud nos conduce a la parálisis. Está claro que el PSE puede hacer este trabajo con la misma calidad que el PNV lo cual significa que seguramente y por desgracia no vamos a notar la diferencia. Sin embargo sospechamos que al PSE le va a faltar gente para cubrir tantas vacantes y es una pena ya que en política la única colaboración es la muy interesada. No hay nada gratis. Al revés. En política lo lógico es meter palos en la rueda del diferente.
A la mayoría nos gustaría un PNV colaborador en estos tiempos de ventilación y a no ser que los "cargos y cargas" presionen para no perder su privilegiada situación, el PNV optará por una guerra total para demostrar que esto ha sido un pucherazo, que lo ha sido ( ilegalizaciones a la carta) y que el PSE no tiene ni idea de gobernar.
Mal asunto para tiempos de crisis. Y en estas aguas revueltas, el PP de pesca bajo la atenta mirada de Ferraz y Genova.
La política vasca va a estar tremendamente condicionada por la política española, al igual que les pasó a los navarros.
EA y EB desaparecidos en combate, HB pensando como se quita el lastre de la violencia, Aralar predicando en el desierto, el PNV reclamando justicia y a hostia limpia, el PSE intentando poner una pica en Flandes y que no se note el temblor de sus manos y el PP brindando con champan riojano de la mano de Rosa 10 mientras con la otra mano decide la política a seguir por este gobierno.
El paro subiendo, gobierno débil, rollitos entre el personal, presupuestos a medio aprobar...
Y el inevitable suicidio del PSE dentro de 4 años ya que no le queda más remedio que morir matando.
Victoria pírrica para todos y derrota de un pueblo que sin saberlo ha votado... ¿incorrectamente?
Como en el juicio de Salomón no hemos sabido dar el niño en condiciones a uno de los dos posibles "padres" y entre ambos "nos" van a despedazar.

Anónimo dijo...

!hay que ser ilusos estos socialistas, mira que querer gobernar¡
Tantos años en Euskadi y aun no se han enterado de que este país es coto privado de los nacionalistas.
Serán atrevidos.

Anónimo dijo...

Creo que la ciudadanía querria un gobierno así:

- Constituido prontamente, sin vacilaciones, demostrando previsión y determinación.
Bien liderado por una persona que aúne poder efectivo y autoridad reconocida.

-Capacitado con los mejores cuadros y equipos de gestión gubernamental.

-Dispuesto a desarrollar una política consensuada que vele por el bien de toda la sociedad vasca, piense como piense.

-Estable y duradero en el tiempo, agotando el período para el que se les ha otorgado la confianza.

-Intentando que establezca políticas coherentes entre si en todos sus departamentos y organismos.

-Coordinado interinstitucionalmente con todos los poderes públicos de ámbito foral y municipal.

-Volcado en demostrar que la política es "servicio a los demás", no servicio a uno mismo, ni a un partido concreto, ni a una ideología específica.

¿Alguien sabe cuál se pareceria a este gobierno ideal?

Javi

Anónimo dijo...

Josu Jon dejó el primer plano de la política hace un año, aunque obviamente la sigue atentamente desde el ámbito empresarial. Se le ha visto en conferencias de Patxi López, no firmó el manifiesto a favor de Ibarretxe y anteayer fue crítico con su partido. Está cantado que va a jugar cierto papel en el futuro Gobierno Vasco.

Anónimo dijo...

Me llama la atención la aportación que dice que un gobierno PP-PSOE(que no PSE)y UPyD será capaz de eliminar ¿rastrojos? y garantizar las libertades de los democratas.
¿Nos podrías decir como se puede hacer eso?
En Navarra hay un gobierno UPN¿PP? PSN¿PSOE? y que yo sepa hay problemas del mismo pelo ¿o no?
¿Podrías especificar qué libertades están protegidas en Navarra y conculcadas en nuestra comunidad?
O quizá sea simplemente la afirmación de un radical dispuesto a conculcar las libertades de los otros , de los que no piensan como
tú. Ya sabes eso de que los extremos se tocan y comparten los mismos principios. Y añoran la ley del péndulo y del ojo por ojo.

Anónimo dijo...

El texto que presentó el PNV al PSOE perfectamente podría haberlo redactado J.J. y sin embargo no ha sido considerado por los socialistas.

Markel dijo...

Nos ha jorobado Javi, aunque lo que indicas es lo que todos pudiéramos desear de un gobierno, creo que pocas cosas se van a cumplir. Va a tardarse en negociar por el cada vez mayor precio que algunos van a poner a su apoyo, no va a ser facil que esté todo esto esté liderado por personas expertas en la gestión, va a estar tambien sometido a tensiones e intereses políticos que no siempre van a ser los de Euskadi y con tensiones notables con el resto de instituciones gobernadas por otras fuerzas.

Luego no olvides el terremoto que va a suponer que todo el entramado de vidas y poder que el PNV ha tejido durante tantisimos años se venga abajo y eso se va a notar mucho a nivel social y que de ahí van a salir chispas en todas las direcciones.

Yo lo veo muy complicado y veo que va a hacer falta mucha madurez y responsabilidad por parte de todos ( y no sé si son cualidades que tengamos para derrochar) para que no nos instalemos en tiempos políticos de vuelta a la trinchera.

Anónimo dijo...

Yo claramente me inclino por un gobierno PNV-PSE o PSE-PNV. Creo que reflejaría mejor la realidad plural y esquizoide de este país.
El problema sería que tanto PSE como PNV se han ido unas legislaturaas de cacería para arrimar el ascua a su sardina ideológica pero después de estos polvos extramatrimoniales yo creo que tendrían que volver al redil del matrimonio de convivencia, sin amor, pero sin joder a los vecinos y a las familias y a ellos mismos.
Creo que tendrían que llegar a un compromiso de lehendakaritza rotativa independientemente de quien tenga la mayoría porque esta estaría normalmente en manos del PNV. Si se necesitan para gobernar, pues eso que se repartan las areas de influencias según el voto y lehendakaritza por turnos. Una para mí, otra para tí. Está claro que ahora le tocaría el turno al PSE y yo creo que los votantes que voten a esos partidos se quedarían conformes con un trato en igualdad.
Este acuerdo no impediría aventuras eróticas en ciertas ocasiones siempre que los resultados electorales lo permitan, pero cuando se necesiten siempre podrán volver al calor de lo malo conocido.
Digo yo. Es que a mí meter al PP a cuidar el gallinero me parece una auténtica gilipollez, además los zorros y las zorras son insaciables.

Karla dijo...

PNV: Ya vale de hablar de “golpe institucional” o de que la legitimidad para gobernar es tuya.

Este pais es plural y es de todas/os.

Anónimo dijo...

¿Que será ahora de tantas personas afines al PNV que temen perder sus pequeñas-grandes parcelas de poder?

Eso si que va a ser presión,a lo mejor no muy visible, pero que ya se siente en las relaciones laborales diarias.

Creo que gobernar en minoría por parte del PSE-EE sería lo adecuado.

Anónimo dijo...

El Correok gaur esaten duen legez:"Más de 650 altos cargos temen por su puesto si el PNV sale del Gobierno vasco".
Hau da berdurra ematen dien aldatetak? Nik uste, beldurrik handiena dela, eta ez da zilegia.

Eusko Jaurlaritza denona da eta.

Anónimo dijo...

Es lamentable que por prejuicios e intereses de partido podamos llegar a tener un gobierno con el PSE en minoría, y cuatro años prácticamente estériles. Siendo el conjunto de la sociedad vasca la verdaderamente perjudicada.

Deberían prohibirse los pactos de gobierno. Todo pacto entre organizaciones y/o partidos políticos tendría que estar limitado a acuerdos puntuales en todos los aspectos en los que fuera necesario. De esta forma podríamos evitar en gran medidas situaciones como la que se esta dando actualmente en el parlamento vasco. Donde el problema es como repartir el pastel y no como conseguir la mejor manera de gestionar un pais.



Saludos
Ernesto

pepe dijo...

Yo creia que el mal menor seria un gobierno PNV-PSE pero el dia 6 salio el Sr. Arzallus en el programa de Tele7- Temas de Actualidad, y la verdad me parecio vergonzosa su actuación.
De las muchas "perlas" con que nos obsequio voy a comentar 2.
Segun el S.r Arzallus el PNV habia nacido para hacer un estado Vasco, a la interpelación de la presentadora sobre la gente venida de fuera, le contestó que,!La gente venida de fuera se queda aquí, sus hijos son de aquí y MUCHOS DE ELLOS HASTA SON DE ETA osea una vez son de aquí,se meten en la problematica de aquí,en los sentimientos de aquí!
Indignante la manera de hacer proxelitismo.
Sabemos que para el PNV, para ser vasco hay que haber nacido aquí,ser del PNV y antiespañol, pero que nos diga el Sr. Arzallus que el LABEL DE CALIDAD PARA SER VASCO LO DÁ EL PERTENECER A ETA, clama al cielo.

Otra de las "perlas",fué, que a preguntas sobre la posibilidad de que gobernasen los socialistas, el Sr. Arzallus escandalizado contestó: !Cómo van a gobernar estos en esta situación, estos nos dejan con la hacienda vacía!
A los socialistas como al resto de los grupos que han gobernado en Municipios,Diputaciones etc. se les puede acusar de eso y mucho mas, por que ha habido muchos politicos que se lo han ganado a pulso, pero que el Sr. Arzallus lo haga cuando tenemos "fresquito" aunque eso si,ya olvidado el Asunto de la HACIENDA DE IRUN.
Tambien es posible que el hombre al estar fuera de la politica no se haya enterado de que partido eran los que estaban implicados.
Mas le valdría a los partidos guardar las viejas glorias y aconsejarles que si tienen algo que decir, lo digan en casa.
!hay Josu JON tú que has sido tan denostado en tu partido por ser tan racional y menos extremista,que falta les haces!
Queria pensar que la situación le haría coger sensated al PNV pero con dirigentes como el Sr. Arzallus no lo veo claro.
Por lo que mi opción PNV-PSE la pongo en duda, total entre el PNV y el PP la diferencia es que el PNV dice querer la independencia. por lo demas los dos son partidos de derechas y como tal con tendencias al totalitarismo y la dictadura.
Esperemos que no sea todo tan malo como parece.

Anónimo dijo...

Conozco poco Euskadi. Pero lo que menos he entendido ha sido el varapalo a EB conociendo bastante de sus proyectos e iniciativas para la vivienda. Coincido que es de lo mejor. Sin menospreciar en absoluto las regulaciones macro, me ha interado mucho la "micro política" de vivienda, diseñando, corrigiendo a adaptando programas concretos.

Pero enfin la politica debe de ser así.

Marcos

Anónimo dijo...

El sistema electoral de la Comunidad Autónoma Vasca se basa en un atávico principio foral que determina que cada uno de los tres territorios históricos (Vizcaya, Guipúzcoa y Álava) elige el mismo número de parlamentarios, aunque sus respectivos censos sean muy desiguales. En razón de ese criterio, el voto de una persona residente en Álava vale, más o menos, el doble del de otra que esté inscrita en Guipúzcoa, y el tripe del de otra que ejerza su derecho al sufragio en Vizcaya. Con la peculiaridad de que la población alavesa es la más reacia al nacionalismo vasco y la más inclinada hacia la derecha española, lo que la convierte –dicho sea con el mayor respeto– en un factor decisivo de la representación del conjunto de la sociedad vasca.

De modo que, si solo nos interesa la política institucional,vale nos fijamos en el número de parlamentarios, y ya está. Pero si se quiere saber algo sobre la sociedad vasca real procedase a sumar los votos de los unos y los otros prescindiendo de las barreras provinciales y se comprobará cuál es la relación de fuerzas efectiva.

Y si nos tomaramos el trabajo de proyectar el 9% de voto nulo que logró movilizar el domingo la izquierda abertzale ilegalizada, se comprobaría que habría obtenido seis o siete diputados. Sería otro parlamento.

Anónimo dijo...

Estamos hablando de mas de 600 personas repartiendo a su vez con mucha discreccionalidad contratos, estudios para propiciar..., planes para..., Por supuesto lo reparten como a ellos les parece, unos lo harán mejor y otros peor. pero no creo que tienen muchas dudas a quienes darles sus beneficios sociales a la hora de tomar decisiones... El partido manda.
Pues eso que se airee el patio, que se empieze a desmontar esta barraca, que empiezen a dejar de vivir del cuento muchos de ellos.

Me gustaria ver las destructoras de documentos estos dias en algunos. Son mas de 30 años con muchas de las mismas caras entramando las cosas en un pequeño pais.

Hay sin embargo quien dice que hay como 11.000 personas con carnet del PNV en empresas del gobierno vasco, y ese como ha dicho alguien antes, ese si que puede ser un problema para muchos. Y eso por no hablar de todas las empresas que puden haber vivido a la sombra del PNV, que reciben trabajo como recomensa a su "fidelidad". Como todo este ejercito de estomagos agradecidos al regimen cambien de afiliacion para seguir en su puesto, al PNV le va a costar recuperar el poder...

Anónimo dijo...

Por desgracia, todos los partidos políticos tienen entre sus afiliados, simpatizantes y votantes un buen número de personas cerriles e incultas que necesitan carnaza para sentirse "importantes" y "atendidas" para y por su partido. Este es el caso ahora del PNV que para no perder a la parte "bestia" de su masa tiene que soltar los exabruptos que está soltando. De sobra es consciente el señor Urkullu que los partidarios del PNV con buena educación y cultura no necesitan esto y que, además, lo van a entender como necesario para no perder a los más radicales de su partido. En fin, es una pena pero en todas las partes se dan estas circunstancias cuando las urnas quitan el poder a alguien.

Anónimo dijo...

Es curioso como la mayoría insistimos en el morbo que nos da quitarle el juguete al PNV. Eso de que alguien tenga algo durante mucho tiempo y otros no, nos despierta algo atávico en nuestro interior que nos empuja a hacerlo, a quitárselo. Yo creo que nadie nos libramos de ese regustillo, a no ser que seas del PNV.
También es curioso como nadie pregunta ni investiga en la política que nos espera de mano del PSE-PP a no ser que sea para anunciar el apocalipsis.
¿Que nos ofrece el PSE que no nos diera el PNV? Eh! que conste que yo también disfruto con la patada en el culo al PNV aunque Ibarretxe me cae bien. Pero reconozco que me da cierto vértigo este país sin los del PARTIDO, casi, casi único.

Lander dijo...

El PNV dijo ayer que no acudirá a la ronda de contactos que inicia mañana el PSE por ser un "paripé", pero si en esta democracia representativa las formas tienen su importancia ¿de que nos están hablando?

Anónimo dijo...

Si ganas limpiamente las elecciones,y no vamos a gobernar porque los que no nos quieren han sacado mas parlamentarios que los que nos quieren, que nos dejen al menos hacer la oposición que a nosotros nos parezca. Que quede claro que el PSE va a echar a la primera fueza politica y lo va a hacer con 25 escaños y que el PNV va a estar en la oposición con 30.

rafa dijo...

Está muy claro que el PSE tiene 25 y el PNV 30. Pero para ser mayoría hace falta 38 y si no llegas cualquier grupo de amigos que llegue a 38 te jama la tostada. Otra cosa es eso de que los intereses hacen extrañas parejas de cama. Pero así funciona este invento e insistir en que con 30 se es mayoría es demagogia. No se si has oído hablar de los partidos bisagra, pues son los partidos minoritarios que sirven para apoyar a otro a que consiga la mayoría absoluta. Es el único camino para derrotar a los muy mayoritarios. Es increible que sigan repitiendo en los medios ese argumento demagógico en el que al PNV le corresponde el gobierno porque han ganado. Han ganado 30 escaños y le faltan 8. Si el PSE y el PP quieren ir juntos de lo suyo gastan y ya nos volveremos a ver. Y si entre los dos sumas 38 es porque este país es así. Esta sociedad es plural, el problema es que muchos no admiten el pluralismo, la diversidad, lo diferente, lo mestizo, lo contrario, lo ajeno, lo extraño, lo que no es uno mismo. Gu eta gutarrak.

Iñaki dijo...

Reproduzco la valoración que Javier Dean hace de los resultados electorales

"Parece obligado hacer una mínima valoración de las elecciones, en especial en lo que se refiere al batacazo que nos hemos dado. Pero más que analizar las causas y buscar culpables, que no lleva a nada, apuntaré algunas cosas aprendidas.

1.- No es malo estar en gobiernos ... pero Ezker Batua no puede permanecer pegada por mucho tiempo a uno de los grandes partidos. Somos leales, y eso está bien. Pero sabiéndolo, sabiendo que no vamos a hacerle la cama a aquél con quien compartimos gobierno día a día, porque no somos así, lo que tenemos que hacer es salirnos de esos acuerdos a tiempo o, al menos, no renovarlos. Y eso vale para gobiernos con el PNV, con el PSOE, o con quien sea. Alguien dirá que ya es demasiado tarde para estas reflexiones pero lo cierto es que aún compartimos unos cuantos gobiernos municipales y no estaría de más repensarlos teniendo también en cuenta esta perspectiva. Y concreto: Azkuna y Odón son dos bestias políticas con quienes se puede vivir una temporada pero de quienes te tienes que divorciar a tiempo. Pensaréis que estoy hablando de mera táctica política y probablemente sea cierto en parte, pero también os digo que en gobiernos como el de Lakua o los de Bilbao y Donosti una fuerza como Ezker Batua suele tener sobrados motivos para abandonarlos a mitad de camino. Lo digo por experiencia. Sé que esto de abandonar gobiernos tiene su riesgo: nadie confiará en nosotros para llegar a acuerdos. Bueno, pero también es cierto que sólo debemos entrar cuando realmente nuestros votos nos den la posibilidad de gestionar parcelas relevantes.

2.- Por otro lado, a nosotros/as la acción de gobierno nos abre un frente difícil ante los voceros de otros partidos o grupos que se llaman de izquierda (véase Aralar o Batasuna en Euskadi) e incluso entre nuestros propios/as afiliados/as. He tenido experiencias lamentables en esta materia. Algunos de mis propios compañeros de Galdakao dudaban de que estuviésemos haciendo las cosas bien en el Gobierno. Esa posición crítica, si sólo está influenciada por la ideología y los intereses de la ciudadanía, no sólo no es mala sino que es muy saludable y necesaria. Pero cuando se hace desde posiciones de "no permanente" o viene influida por las opiniones interesadas de militantes de otros partidos, es muy peligrosa ya que desintegra. Por lo tanto, por este motivo es también necesario despegarse claramente del poder, abandonando gobiernos si es necesario.

3.- En definitiva, la clave creo que está en saber quiénes somos y hasta dónde podemos llegar. Y lo primero que debemos aceptar es que nunca seremos un partido con una representación grande ... ni siquiera mediana, mientras impere un sistema como el actual, porque seguimos siendo antisistema ... aunque hayamos gobernado con el PNV ocho años. Y lo dice alguien que años atrás quería quitarle votos al PNV. Partiendo de esa premisa no tenemos que correr excesivos riesgos en los gobiernos en los que participemos.

4.- No debemos preocuparnos tanto de si aparecemos en los periódicos o no. Igual es suficiente con aparecer pocas veces pero trasladando mensajes coherentes. La experiencia nos dice que la capacidad que hemos tenido de llegar a los medios no nos ha sido de mucha utilidad.

5.- En la batalla nacional tenemos las de perder. Nos basta probablemente con disponer de un modelo general (federal-autodetermista), no adoptar posicionamientos públicos muy alineados con ninguna de las dos partes salvo que sea imprescindible y centrarnos en nuestros postulados de izquierda. Nuestro campo es el de la izquierda, el de la confrontación en lo social, en lo económico y en lo de los derechos de las personas y de los colectivos más castigados. Una izquierda transversal, sin duda, pero sobre todo izquierda. Como empecemos a hacer matices en lo nacional la hemos liado. Ojo, que no estoy diciendo que nuestra propuesta estatutaria fuera mala. Al contrario, fue una aportación fantástica. Lo que digo es que como ejercicio teórico está muy bien, pero como instrumento político para una fuerza como EB tiene serios límites.

6.- En cuanto a dónde debemos centrar los esfuerzos, creo que el trabajo de las asambleas locales y la formación de los militantes son la respuesta.

7.- Por fin, una referencia a la imagen de liderazgo. Tenemos que propiciar una imagen compartida de liderazgo. Nunca más personalismos e imágenes únicas. Ni Javier Madrazo, ni Cayo Lara, ni Julio Anguita ni el concejal que lleva 20 años en su puesto. No pasa nada por poner a cuatro personas en un cartel electoral. ¿Acaso nos ha ido mejor poniendo sólo a una? Ah, y tendríamos que simplificar el párrafo ese de los estatutos que habla de incompatibilidades y de plazos de estancia en puestos de responsabilidad, que tiene más comas que mis posts en este blog.

8.- Economía. No sé cómo estaremos en esta materia. Me imagino que mal aunque igual no tan mal como nos atribuyen. Sea como sea, tocan tiempos de ajuste duro, en solidaridad con los trabajadores y trabajadoras de este país.

Bueno. Las ideas están un poco liadas pero si me pongo a ordenarlas no las escribo."

Anónimo dijo...

A nuestro comentarista de EB: A nivel popular, nos guste o no, tiene más peso, es más transversal,en esta sociedad lo de nacionalismo vasco-constitucionalismo español con sus correspondientes izquierdas y derechas. Y por ello EB no puede atraer a tod@s l@s que se sienten de izquierdas (un@s vascas, otras españolas). Luego el espacio se le estrecha ya de por sí. Yo, sin ir más lejos, si fuera nacionalista vasco hubiera votado a Aralar. Lo de la postura federal con derecho a separación (esto último habría que sopesarlo y aclararlo mejor) es un sentir muy minoritario en estado puro. Los nacionalistas vascos no le dan mucha credibilidad y los nacionalistas españoles la rechazan por “nacionalista”. O sea que presentandose como izquierda consecuente y federalista, EB o cualquier otra organización que surja con los mismos valores, lo tiene duro. Pero cada cual tiene que trabajar por sus convicciones aunque no den mucho fruto político, en este caso.

Anónimo dijo...

Para mí Ezker Batua ha sido una isla en la que he estado muy a gusto pero sin intención de quedarme. Cuando se me hundió, o mejor dicho, cuando se me partió el barco de Euskadiko ezkerra y la popa se fue para el PSE y la proa se engancho al PNV, muchos de los naufragos que quedamos a la deriva nos fuimos a las dulces playas de la isla de EB. Pero lo dicho. Allí, y mientras tanto, como naúfragos con morriña, de vez en cuando oteamos el horizonte para ver si de una puta vez acierta a pasar el barco de una izquierda vasca nacida del consenso de todas las almas progresistas de este país. Normalmente permanecemos en sus playas pero en algunas ocasiones nos puede el afán de la "no rutina". Yo, en esta ocasión, me he ido de visita al barco de Aralar.
No creo que sea para siempre, así que igual volvemos a chapotear en las aguas de la nueva EB.
El día a día nos lo dirá.

Anónimo dijo...

Sin comentarios:
Citas de Ibarretxe ayer.

"El único que tiene 30 escaños detrás soy yo".

"la sociedad ha dicho, al PNV y a mí mismo, que lideremos este país los cuatro próximos años"

"Aita, qué bonito, después de diez años la gente te quiere". Con eso me quedo"

"El PNV seguirá dirigiendo este país, sea desde donde sea"

Anónimo dijo...

Era una vecindario como otro cualquiera. Compartían un espacio común más de setenta vecinos. Treinta de ellos, el grupo principal, opinaban de una manera; otra parte importante, que representaba un tercio del total, discrepaba en algunos aspectos; el tercer grupo también reunía más de una docena; otros cuatro coincidían en otra perspectiva y aún quedaban tres vecinos que iban por libre, cada cual con sus propios criterios.

La situación del inmueble era complicada. Había que resolver un grave problema económico generado por la estructura del edificio y además persistían serias dificultades de convivencia en aquella vecindad.
Algunos opinaban que bastaba una mayoría simple para decidir los presupuestos y tomar todas las medidas necesarias… para la totalidad de los vecinos. Se citaron por corrillos para asegurarse una mayoría suficiente. Empezaron a calcular los votos para convocar una asamblea ya controlable. Siempre había sido así.
Por fortuna, la presidenta sugirió que había que actuar de modo más inclusivo.

Decidieron parlamentar en el portal, donde todos podían escucharse. Se pidió que los dos equipos principales acercasen sus posturas para crear una amplia mayoría consensuada. Así lograron que 55 de los 75 convecinos estuviesen dispuestos a colaborar. A continuación, los trece vecinos del tercer grupo incorporaron sus aportaciones y se conformó un acuerdo con 68....


.... las alubias de la comida, un poco fuertes, me volvieron a la realidad despues del sueñecito placido de mediodia, pero fué bonito mientras duró.

Anónimo dijo...

Una pena que estos comentarios se vayan hundiendo en las profundidades del blog porque salta a la vista que en este país nos gusta debatir de algunos temas y el de la formación del gobierno que tendremos nos anima o quizá es que nos animan los tertulianos. Si el moderador se anima podría resucitar el tema. A mí me apetece aunque a algunos les aburra. Todo sea por la participación.

Anónimo dijo...

"Seguiremos dirigiendo este País" Juan José Ibarretxe.

Anónimo dijo...

Los socialistas revisarán las decisiones «de última hora» del Gobierno Ibarretxe.( El Correo)
Los socialistas vascos revisarán todas las decisiones de «última hora» adoptadas por el Gobierno en funciones de Juan José Ibarretxe en cuanto Patxi López tome posesión del cargo de lehendakari, ante el temor de que el PNV esté «maniobrando» para condicionar la labor de la futura Administración. El PSE considera que algunos concursos y designaciones de personal no son «urgentes» e incluso pueden ser «lesivos para los intereses públicos». Los socialistas sospechan, sobre todo, del proceso abierto en el Instituto Vasco de Finanzas.
Desde el pasado 1 de marzo, el Ejecutivo autónomo ha encargado a una empresa de selección la contratación de trabajadores para el llamado 'Banco público vasco', un organismo aparcado en punto muerto desde 2007. Además, ha hecho una convocatoria para «recolocar» a altos cargos, así como diversos concursos millonarios en materias educativas o audiovisuales. Un cúmulo de decisiones que han sido acogidas con profundo desagrado en el PSE. El propio López acusó el martes al Gobierno en funciones de excederse en gastos y contrataciones. La respuesta del Ejecutivo llegó por boca de Miren Azkarate, quien replicó que «no se pueden congelar todas las tareas pendientes».
Sin embargo, los socialistas volvieron ayer a la carga ante la sospecha de que el PNV puede estar utilizando «malas prácticas democráticas», según señaló José Antonio Pastor. El líder del PSE vizcaíno y miembro de la comisión negociadora compareció en rueda de prensa para detallar los avances logrados durante las conversaciones mantenidas en los últimos días con el resto de formaciones -en especial, con el PP-, pero también para mostrar de manera pública el malestar de su partido con el PNV.

«Adjudicar compras de vehículos, generar concursos de traslado de altos cargos, encargar estudios sobre el cambio climático o poner en marcha la selección del personal del Instituto Vasco de Finanzas no son decisiones urgentes o imprescindibles», aseguró Pastor, quien recalcó que la intención de su partido es «revisarlas» en cuanto acceda a la Lehendakaritza.
Según el dirigente socialista, estas actuaciones despiden «un cierto tufo» que hace pensar que se pretende «consolidar o comprometer decisiones que tienen mucho de criterio de partido y muy poco de interés público», por lo que exigió su «paralización».
Las palabras de Pastor fueron seguidas de la presentación en el Parlamento de Vitoria de una petición para que la vicelehendakari y consejera de Hacienda, Idoia Zenarruzabeitia, aclare todo lo relacionado con el Instituto Vasco de Finanzas. Entre las cuestiones que plantea la parlamentaria Joana Madrigal están la de «cuánto va a costar a la Administración esta selección» de personal, por qué se ha utilizado a una determinada empresa privada o por qué los puestos requeridos no tienen asignado un perfil lingüístico.
Los reproches lanzados contra las decisiones del Ejecutivo de Juan José Ibarretxe fueron el complemento a una rueda de prensa en la que Pastor ofreció una valoración positiva de los contactos desarrollados con el PP y arremetió con fuerza contra la actitud mantenida por el PNV tras la cita con las urnas.
El dirigente del PSE sostuvo que, ante la evidencia de que van a perder el poder, los jeltzales hacen «declaraciones absolutamente desmesuradas» y «usan la mentira», en referencia a las acusaciones lanzadas por destacados militantes peneuvistas sobre posibles contactos entre el PSE y Batasuna en las últimas semanas.

Para Pastor, el PNV «tendrá que interiorizar cuanto antes que un cambio de Gobierno es normal» para que pueda «retornar a la normalidad». En este sentido, subrayó que hay «muchos nacionalistas sensatos y cabales que están asustados por la desmesura» de las últimas declaraciones de los dirigentes jeltzales.
El líder de los socialistas vizcaínos pidió a la formación liderada por Iñigo Urkullu que aprenda de la actitud mantenida por el PSE durante la pasada legislatura, cuando el grupo de Patxi López fue vital para que Ibarretxe pudiese sacar adelante sus Presupuestos. «Espero que esa actitud enrrabietada sea sólo un sarampión», afirmó Pastor, quien consideró que las afirmaciones de Ibarretxe asegurando que el PNV «seguirá dirigiendo» el País Vasco «esté donde esté» en los cuatro próximos años son propias de un discurso «predemocrático».
El miembro de la comisión negociadora del PSE preguntó al lehendakari en funciones si espera hacerlo «al margen de las instituciones o si es que no está dispuesto a respetar la decisión de los vascos

Anónimo dijo...

Como estas elecciones han demostrado , aquí hay cuatro grandes bloques o corrientes políticas: Una derecha ecónomica y política que quiere mantener solidos vinculos con España ; una larga tradición socialista que en su día fue de base obrerista y sindical, y que ahora está cambiando a otra cosa; un nacionalismo "democrático" indefinido y con unas raices muy ancladas en lo que suponen formas de poder social y instalada en todas las instituciones; y una izquierda abertzale que no consigue desvincularse de ETA.

Hay tambien , ha habido y durante algún tiempo tambien se verán otras expresiones políticas, más o menos efímeras: Hemos conocido la ICV de Gorordo, UA , EA, EE, Ezker Batua...

Esas cuatro grandes opciones no pueden articular por sí solas mayorías suficientes para gobernar y deberán tantear distintas posibilidades de alcanzar acuerdos algo estables, lo cual no va a ser facil y no se va aconseguir a la primera ni a lo mejor tampoco a la segunda.

Mikel

Anónimo dijo...

Iñaki Anasagasti:"Puedo entender que es humano y políticamente lógico que si se presenta una oportunidad para ser lehendakari se aproveche a tope. Puedo entender incluso al chusco de la Agrupación de Ortuella, que dijo que su máxima ilusión era hacer una parrilla en los jardines de Ajuria Enea como si fuera Trosky entrando en el Palacio de Invierno. Comprendo a la primera a quienes ya se hacen el traje de consejero y preparan su equipo y sus tarjetas de visita. Todo eso es humano y comprensible. Pero lo que políticamente no es presentable es argumentar que el fin justifica los medios, que en política vale todo, que una cosa es argumentar en la campaña la transversalidad y en la misma noche electoral reivindicar el frentismo españolista en el único lugar del Estado español que se hace, con lo que se construye toda una teoría sobre la singularidad vasca que necesita de partidos de ámbito español para ser gobernada, cuando era ésta la oportunidad de oro para haber hecho una legislatura de lujo entre el PNV y el PSOE-PP. De lujo."

Anasagasti , estas un poco gaga.

Felix dijo...

Discrepo de la previsión de muchas personas sobre el acuerdo de gobierno PSE-PP en Euskadi. Aunque es cierto que son partidos que suelen competir por los votos entre los sectores no nacionalistas de la sociedad vasca, tengo la sensación de que el acuerdo va a durar toda la legislatura y que será esa imagen de gobernabilidad la que exhiban ambas formaciones cuando se celebren elecciones autonómicas dentro de cuatro años. Seguro que en este periodo habrá rifirrafes pero nunca con tanto ruido como para apagar esa idea de gobernabilidad. El PSE buscará hacer políticas que puedan captar votos del entorno del PNV y eso al PP le dejará un poco más de hueco, con lo que los dos partidos pueden salir ganando en la apuesta. Y quien piense que las trifulcas que puedan tener en España van a debilitar al Gobierno Vasco, le diría que mire los acuerdos en Navarra y Álava de los últimos años.

Plural / Anitzak dijo...

Los funcionarios detectan un generalizado "nerviosismo" en los altos cargos que tendrá que dejar sus puestos con toda probabilidad y, en algunos departamentos, el gran incremento en la destrucción de documentación, algo que no había ocurrido con tal intensidad en ninguna de las ocho transiciones anteriores de gobierno, según aseguran. Estos son los testimonios recogidos en cuatro áreas del Ejecutivo autónomo.

- Departamento de Vicepresidencia. "Sí se ha bajado el ritmo de producción", comenta un veterano funcionario de este área, quien señala que ha habido casos de reuniones internas a las que ni siquiera ha acudido el responsable. "No hay decretos ni ninguna actuación que supere el corto plazo. Cualquier asunto conflictivo se deja".

Los empleados han observado también una mayor relajación en los altos cargos, "Es evidente que ha bajado el pistón de la producción. Sobre todo se nota en que hay muchas menos reuniones". No obstante, muchos de los responsables son funcionarios que no van a perder su puesto de trabajo. Incluso, debido a su actual función, van a acceder a una alta remuneración, el nivel 29, por encima del 28, el máximo estipulado para un funcionario, aseguran las fuentes consultadas.

"La baja productividad en niveles técnicos también se ha producido en otros cambios de gobierno. Pero lo que nunca ha pasado es el tiempo dedicado a la destrucción de documentos. Aquí se han comprado trituradoras de papel y están funcionando a tope", resalta.

El nerviosismo entre los altos cargos de este departamento que perderán su puesto "es relativo". "Lo han asumido rápidamente. Por lo menos, externamente, lo aceptaron al de unos días de las elecciones. Pero también hay gente ofendidísima, aunque son los menos, que consideran que tienen su puesto patrimonializado y protagonizan gestos y palabras soeces".

- Departamento de Agricultura, Pesca y Alimentación. "El trabajo que se realiza es de mantenimiento. Lo único que se acelera son los asuntos de subvenciones, aunque también algunas muy concretas", señala un funcionario que lleva en la administración vasca más de 20 años.

Coincide en que el rendimiento ha disminuido, fundamentalmente porque "los viceconsejeros y los directores no arrean, al estar más preocupados de buscar sus salidas particulares". Este empleado público afirma que nunca había visto esta situación, "ni siquiera en los años 80, cuando se produjo el primer pacto entre el PNV y el PSE". En cuanto a los altos cargos, asegura que están "totalmente relajados". "Se preocupan más de la destrucción de papeles, aunque no porque estén tapando algún escándalo. Pero es algo generalizado. Estos días se suceden las colas en la destructora central que tenemos en Lakua. Esto sí que es mucho más fuerte que en otras transiciones de gobierno", precisa.

Sobre el ambiente en el departamento, asegura que tras el 1-M hubo una fase de "crispación y cabreo", a la que luego ha seguido "el sálvase quien pueda". "Sobre todo, [los cargos de confianza] intentan buscar un acomodo en las diputaciones, especialmente en la de Vizcaya".

- Departamento de Industria, Comercio y Turismo. "Aquí no hemos notado ningún cambio, porque es un departamento en que está todo vendido una vez que se aprueban los presupuestos. Con ello, está todo marcado. No hay margen a demasiada arbitrariedad una vez de que se disponen de las partidas para el ejercicio", señala uno de sus empleados.

A diferencia de otros casos, el trabajo es similar. "No hay relajo. Se están intentando terminar todo lo que se puede. Va rápido lo que interesa a los jefes y más lento lo que estiman que es menos importante. Pero las decisiones se siguen tomando".

En esta área, los funcionarios también detectan nerviosismo entre los altos cargos, especialmente los que no tienen plaza de funcionario y están abocados a perder su trabajo.

- Departamento de Sanidad. Un empleado de esta área asegura que el trabajo diario "no ha cambiado mucho" en este periodo. "El trabajo rutinario sigue saliendo igual". En cuanto a los superiores, hay opiniones diversas. "Mi jefe no ha cambiado mucho, porque nunca ha sido un artista trabajando", ironiza. Lo que sí ha apreciado, una opinión coincidente con otros departamentos, es que los altos cargos se muestran más amables. "Te saluda y te hacen bromas, cuando antes no te hacían caso".

(Fuente : El Pais 29-3-09)

Anónimo dijo...

Anasagasti en la radio: " Se más euskera que el que Basagoiti se cree, el suficiente para poderle engañar a él."

Menos mal que lo he oido con mis propias orejas porque sinó pensaria que es una burda intoxicación. a alguien le hace falta todavia hacer la digestión.

Jon dijo...

Txarto datorkit aldaketa hau.
Ez naiz politikaz arituko, ez hurbileko politikaz bederen, maila politikoan hartutako erabaki bat baitago nire egoeraren oinarria: ez dut gustuko ordu aldaketa.

Asteartea izateaz gain, nire gorputzaren erlojuak ez omen dio besteari segitu nahi. Eta halaxe nabil gaurkoan, erdilo, umore eskasez. Tira, jet-lagarekin gertatzen den bezalaxe, ohitu beharko