lunes, 12 de noviembre de 2012

Tertulias de cine:

“Monsieur Lazhar” de Philippe Falardeau.
 
                             CINE EN EL SALON GORBEA / GORBEIA  ARETOAN ZINEMA             

JUEVES 15 de Noviembre A LAS 19 HORAS

                            Azaroaren 15 an, OSTEGUNEAN – 7etan.  

                    Plural /Anitzak elkarteak antolatuta               

1 comentario:

Plural / Anitzak dijo...

Resumen:
Bachir Lazhar, de 55 años y origen argelino, es contratado como sustituto de un maestro de primaria que ha muerto en trágicas circunstancias en una escuela de Montreal. El carisma y la forma muy particular de enseñar del profesor Lazhar resultarán fundamentales para sacar adelante el curso y cambiar la vida de sus jóvenes alumnos.
“Profesor Lazhar” nos ofrece en primer lugar, el retrato de un improbable profesor al que una escuela pública recurre tras una terrible tragedia que ha conmocionado a los niños. Un argelino en medio de la nevada Montreal, un individuo que viene de una sociedad distinta en la que aún se idolatra la letra escrita y Balzac es considerado un placer compartido por todos. Un hombre que, además, trae consigo su propio drama, y que de esa manera va a trazar un invisible vínculo con sus alumnos, a los que los demás tratan como si nunca hubiese ocurrido nada, como si bastara negar la presencia de lo terrible e inexplicable para que deje de existir.
Por otro lado, la cinta muestra el proceso de enseñar como algo que debe superar tal cúmulo de convenciones y desalientos, en el que casi ni lo heroico tiene lugar. Donde la natural prioridad de proteger a los más jóvenes ha llegado a extremos absurdos, sobre todo cuando ellos tampoco reciben en sus casas la atención, el cariño y el respaldo que sus profesores se ven incapaces de darles. Pero lo mejor es que una y otra dimensión se articulan a la perfección en una obra sin grandes discursos, que no tiene tesis ampulosas ni —quizá lo más importante— juega al sentimentalismo tramposo para conseguir sentarnos en uno de esos pupitres y hacernos partícipes de las interacciones y evolución de cada uno de los infantes.
Profundamente emocionante, tocando temas que en manos de otros caerían en la manipulación más descarada, “Profesor Lazhar” mima a sus personajes con una elegancia extrema que permite integrar lo trágico en una narración que pivota en torno a una premisa: si el maestro falla ante unos pupilos que apenas entienden nada, y que aspiran a que ese adulto les dé la clave para comprender lo que les pasa, algo muy importante y básico se derrumba.
La pelicula habla de más cosas, claro. De la diferencia cultural, de la burocracia, de entregar todas tus energías a un trabajo que será siempre discutido por los padres o las autoridades ministeriales. Pero en definitiva, y sobre todo, habla de cómo convivir con la muerte, con el hecho de que los que quieres ya nunca estén o permanezcan en una casi continua ausencia. Como todas las grandes películas, en definitiva, habla de la vida y de ese impulso que nos hace buscar lo que cada día nos dé fuerzas para levantarnos y salir adelante. Pero, también como todas las grandes, lo hace casi sin que nos enteremos de que esa es su verdadera razón de existir.