sábado, 16 de junio de 2012

Tertulias de cine: El Havre


            CINE EN EL SALON GORBEA / GORBEIA ARETOAN ZINEMA  

      JUEVES 21 de Junio A LAS 19 HORAS

                              Ekainaren 21 ean, OSTEGUNEAN – 7etan.

1 comentario:

Plural / Anitzak dijo...

Resumen de la pelicula: En el puerto de El Havre, en Francia, se descubre un container donde se ocultaba un númeroso grupo de inmigrantes africanos. Uno de ellos, Idrissa, un chaval, logra escabullirse de la policía, y acaba ofreciéndole refugio Marcel, un humilde limpiabotas, cuya esposa Arletty acaba de ser ingresada en el hospital por una grave enfermedad. Marcel no sólo da comida y un techo al chico, con la complicidad de un puñado de buenos amigos y vecinos, sino que hace averiguaciones acerca del paradero de su familia, con la que debía reunirse. Tarea arriesgada porque la huida de Idrissa ha ocupado titulares de primera página en los periódicos, y un avispado comisario recibe el encargo de resolver el caso lo antes posible.
Maravillosa película de Aki Kaurismaki que fue injustamente ignorada en el palmarés del último Festival de Cannes, aunque en descargo del jurado hay que decir que el nivel de 2011 ha sido muy alto. El director finlandés sigue fiel a sus inconfundibles señas de identidad, lacónicos personajes de buen corazón, minimalismo, sobria puesta en escena, una iluminación y paleta de colores inconfundible. Eso sí, en esta ocasión rueda en francés una emocionante historia que pone sobre el tapete la cuestión de la inmigración, el modo inhumano con que tantas veces se afronta el drama de tantas personas que afrontan mil peligros en busca de una vida mejor.
Pero aparte de este tema social, tenemos sobre todo una historia muy humana, de magníficos y tiernos personajes, que viven al día pero saben desvivirse por amor por los que tienen alrededor. Conmueve el amor de Arletty que no quiere desvelar a su esposo lo serio que es el mal que la aqueja, esperando un milagro, aunque no frecuenten a menudo su barrio, con qué naturalidad se refiere el director a la fe de los personajes. La generosidad de Marcel para dedicar sus mejores esfuerzos a su inesperado invitado. El empeño de éste por ayudar y recabar dinero. Las pequeñas ayudas de unos y otros, algunas inesperadas y que conmueven. No falta algún villano, pero lo justo, sin cargar las tintas ni hacer leña del árbol caído.
Salvo error, todo el reparto, a excepción de la fiel Kati Outinen, trabaja por primera vez con Kaurismäki, y se pliegan a la perfección a su modo de hacer. Hay momentos ciertamente emocionantes, pero el último tramo de la cinta, el desenlace, que en manos de cualquier otro habría caído en la vulgaridad, demuestra con creces lo gran director que Aki es.