viernes, 30 de septiembre de 2011

Lo pide todo el mundo


21 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo más interesante de las próximas elecciones generales no serán los resultados, obvios a tenor de las encuestas, sino los programas electorales, esas hojas de ruta política que los partidos se han esforzado por convertir en papel mojado.
Hasta ahora estábamos acostumbrados a que intentaran seducir nuestro voto con propuestas más o menos razonables, esperanzadoras, deseables, necesarias, orientadas en el sentido positivo de la acción política y con el afán de avanzar, también más o menos, en la conquista de nuevos logros. La creación de miles, cuando no millones, de puestos de trabajo; la apertura de hospitales y centros de salud, la construcción de escuelas, institutos y universidades, de trenes de alta velocidad o el apoyo a los sectores sociales más desfavorecidos logró movilizar a millones de votantes hacia una u otra ribera política.
Había, pues, en los programas electorales una generalizada y clara apuesta por el futuro, por la inversión y el crecimiento en los más diversos ámbitos económicos, políticos y sociales. Cada partido -unos más que otros- buscaba la manera de ilusionar, encantar, enganchar y seducir al electorado con propuestas redactadas con un lenguaje cercano y positivo, y hasta se alardeaba de haber cumplido el programa electoral en tal o cual asunto.
Llevamos meses, incluso años, recibiendo mensajes de signo contrario. Todas las formaciones políticas con responsabilidades de gobierno, sin excepción, se han lanzado a una vorágine de recortes, ajustes (sustantivo al que políticos, periodistas, economistas y banqueros han dotado de una connotación negativa -¡el ajuste también puede ser positivo!- injusta e innecesaria), congelaciones, rebajas, reducciones y deconstrucciones que no figuraban en sus anteriores programas electorales.

Anónimo dijo...

¿Alguien ha leído en el de CiU que se iban a reducir los sueldos de médicos y profesores? ¿Alguien recuerda en qué punto del programa del PP se proponía el despido de funcionarios? ¿Alguien puede citar en qué lugar del programa del PSOE se apuesta por abaratar el despido? ¿Alguien es capaz de señalar en qué programa de cualquiera de esos partidos se pide el voto para fijar el nivel de endeudamiento público, pagar con fondos públicos los desmanes y atracos de la banca, amenazar a los farmacéuticos con retirarles la licencia solo por reclamar lo que les corresponde o retirar el apoyo a los geriátricos que atienden a nuestros mayores? Creo, sinceramente, que hemos sido y somos víctimas de un gran fraude.
Por eso me pregunto en qué términos se van a elaborar los programas de las próximas elecciones. ¿Nos van a prometer, quizá, la creación de 3.000.000 de puestos de trabajo? (El PP, por boca de Esteban Piquillo de Oro González Pons, ya lo hizo; pero para eso no hay que esperar a unas elecciones, basta con que los cree en las comunidades que gobierna, que son prácticamente todas). ¿Nos vendrán otra vez, como ya hizo ahora Rubalcaba y su partido nunca antes cumplió, con el cuento de la creación de una oficina contra el fraude fiscal, uno de los mayores agujeros negros de este país?
Propuestas electorales de este calibre ya no son creíbles, especialmente después de los hachazos presupuestarios, despidos, recortes, privatizaciones y semiprivatizaciones con que están castigando a la Administración pública, sumida en una pertinaz e implacable liquidación por derribo.
Como semejantes propuestas ya no son creíbles, no concibo más programa electoral que aquel que traslada al papel el discurso desmoralizante y atemorizador -el estado de bienestar genera despilfarro, dice Montoro, posible próximo ministro de Economía- con que nos castigan día tras día y que los medios de comunicación tan bien transmiten y amplifican hasta el hastío.
Como tales propuestas ya no son aceptables, el único programa electoral creíble será aquel que nos proponga y prometa reducciones salariales "razonables", eliminación "suave" y por tramos de la Seguridad Social, recorte "moderado" de las vacaciones -de 30 a 15 días, para empezar-, rebaja "sostenible" -hasta eliminarlo- del subsidio por desempleo y/o decrecimiento "comedido" de las pensiones.
Visto lo que escuchamos y leemos, me parece lo más coherente. ¿O no?
Ah! y por favor que salven a los bancos y sus jefes.

Javi dijo...

Menos rollo y haced caso a los negritos: Ayuda a los banqueros ,ya!

Anónimo dijo...

Eso, Rajoy , ven y salvamos.

Anónimo dijo...

Es cierto que hoy día las sociedades no son muy estables, pero también es verdad que toda sociedad forma los individuos que la conforman, lo cual tampoco facilita los cambios.
Una prueba de ello la tenemos en la operación por la cual en el 78 nos colocaron encima la inconsistente capa democrática que solo sirve para justificar a los convencidos, pero para ellos es suficiente.
Para los inadaptables por distintas circunstancias, la inmensa mayoría, eso se traduce en quedar al margen de la potente y estratificada economía sumergida a cuyo servicio están las finanzas públicas.
¿Qué que se puede hacer? Cualquier cosa menos aceptarlo sumisamente, aunque ya se sabe que hay listas negras. Por eso cada vez hay y habrá mas quejas anónimas.

Anónimo dijo...

La creatividad de la publicidad de la privatización de Loterias fue adjudicada, sin concurso público, a dos empresas pertenecientes al holding donde es alto cargo de dirección Miguel Barroso, esposo de la ministra de Defensa, Carme Chacón. Estamos hablando de un presupuesto global de publicidad de más de veinte millones de euros. ¿Nadie va a dar explicaciones por este aparente despilfarro?

Anónimo dijo...

Pues mirar si en el país heleno se recorta las pensiones, se despide funcionarios, se sube los impuestos a la ciudadanía y se acelera el plan de privatizaciones de empresas públicas.

Si en Grecia con estas medidas lograrán saldar su deuda con la banca europea, vale. pero sé que llevará tambien a la ruina la economía de millones de familias y personas.

Juancar dijo...

Se admiten apuestas, blogeros:

¿Que personalidad mundial dijo estas cosas?

"si descubriéramos que los extraterrestres estaban planeando atacar y necesitáramos una inversión masiva para contrarrestar la amenaza, la inflación y el déficit presupuestario serían un problema secundario y esta recesión podría terminar en 18 meses"

“Si luego se descubriera que la invasión era mentira, daría igual, la reactivación económica ya se habría producido”.


Se admiten respuestas y si no lo sacáis en unos días os contesto, amigos.

Anónimo dijo...

Es normal que debamos de salvarlos y que ayudemos lo que podamos, porque es tan duro como lo pasan y como viven con esta crisis:

http://www.youtube.com/watch?v=LfFNv_ZI2QU&feature=player_embedded

Anónimo dijo...

Grecia es un buen ejemplo de ruina socio-económica, a duras penas disimulada con ayuda europea. Pero no afecta a todos los griegos y griegas.
¿Cómo se arregla eso?
¿Con más de lo mismo, como anuncian nuestros candidatos oficiales?
Claro que con tanto falso abstencionista, ……

Anónimo dijo...

Mientras la crisis de la avaricia la intentemos resolver con más codicia, no hay nada que hacer. Mientras los que cuentan el dinero sólo cuenten lo que les queda a ellos, no hay nada que hacer... Se impone el pensar frente al amasar. El dar frente al retirar. Necesitamos más razonamiento que enriquecimiento. Más ideas que cefaleas. Más honradez que idiotez. Suplicamos por los beneficios generales, no por los particulares. Exigimos dignidad, que no es poco. Si todo lo ceñimos a sacar tajada lo único que veremos serán bajadas y espantadas. De igualdad y productividad. También de solidaridad... Es la jodida crisis de la avaricia, que rima con injusticia, prima hermana de la malicia. Por favor, no sigamos siendo malos. Que ya nos vale

Anónimo dijo...

Si como decía Bolívar la confianza ha de darnos la paz, ¿cómo podemos estar tranquilos si nos traicionan aquellos en los que hemos confiado?
Vivimos tiempos de dilemas como este precisamente en el momento en que, como sociedad, más necesitados estamos de confianza, pero cómo confiar si hasta los vecinos a quienes confiamos nuestros ahorros y nuestra representación en foros democráticos nos engañan e incluso se burlan de nosotros robándonos legal o alegalmente la cartera para procurarse un confortable porvenir sin que nada ni nadie se lo impida.
No nos confortan las buenas palabras, los supuestos arrepentimientos, los mea culpa ni siquiera los actos de contrición. Si los actos tienen consecuencias y la justicia democrática las prevé, el criminal debe pagar por sus delitos, única forma de resarcirnos del daño, la indignación, la impotencia, la vergüenza y el perjuicio que nos ha causado.
Es urgente, pues, acabar con los desalmados y los sinvergüenzas, echarlos del foro público, abrir bien las ventanas e insuflar aire limpio y fresco en los organismos e instituciones si queremos que nos representen con eficacia y eficiencia y sean dignos de la confianza que hemos depositados en ellos.
De lo contrario, sólo nos queda confiar en quien todavía no nos ha traicionado.

Juan Carlos dijo...

Europa es una gran llave, cogida por todos los mangantes que aprietan y aprietan la tuerca de nuestra economía que chirría y chirría; y como la tuerca no se queje, terminará por griparse y romper.

A LOS POLÍTICOS, BANQUEROS Y EMPRESARIOS INTERESADOS QUE AGARRAN LA LLAVE, HAY QUE DECIRLES DE UNA VEZ QUE ASÍ NO LOS QUEREMOS.

Jose L. Alonso dijo...

"No podemos pedir a la población, que no tiene ningún tipo de responsabilidad en la crisis, que sea ella la que pague la crisis. Si no, tendremos la revolución. Y, sin embargo, eso es exactamente lo que las derechas europeas, y los social-liberales como Zapatero han intentado hacer. Se lo digo a nuestro amigo Rodríguez Zapatero. Por algo no puede volver a presentarse. Porque ha comprendido que el pueblo español no puede aceptar esa injusticia. No se puede imponer a la población el precio de la crisis. Mi compromiso presidencial es construir un santuario: se puede pedir sacrificios a la población por servicios públicos que hay que reconstruir, como la educación, la dependencia de las personas mayores. Pero... ¿¡pedir sacrificios a la población por las deudas de los bancos!?".

¿Quien lo dice?

Arnaud Montebourg del PSF (partido socialista Frances

Javi dijo...

Al PP, al igual que al ave de su logotipo le gusta estar rodeado de basura, en previsión de una posible victoria electoral se destapa su verdadera idea de la ecología.

Y es que una gaviota no es mas que una rata con alas, mas bonita que una rata pero rata al fin y al cabo.

Anónimo dijo...

El imperio lejano nos persigue, no importa dónde nos encontremos. Nos tiene completamente rodeados con sus modernos medios y resulta muy difícil seguir resistiendo. En este momento necesita votos de adhesión y cuenta con los de algunos de nosotros. Serán suficientes cualquiera que sea la cantidad.
Ellos, que siempre se imponen con votos o sin ellos, ahora necesitan una mayoría. Simple cuestión de formas hace tiempo superada por nuestro tradicional bipartidismo.
Da igual si su atosigante propaganda provoca vómitos. Se elimina al que molesta y punto.

Antonio Perez dijo...

El Capitalismo vende la idea de una "libertad de apuestas" para todos, siendo posible para cualquiera la adquisición y comercio de bienes en el "casino mundial", sin quedar garantizado el éxito o crecimiento en este juego, pero sí la contínua participación.

Se esgrime este argumento ahora para expulsar de sus casas a personas en dificultades económicas (provinientes en algunos casos de quiebras de empresas de las que no fueron responsables), esgrimiendo que el fracaso es parte aceptada del juego, debiendo resignarse todos a perder sus bienes, "acusados" de mala gestión particular. Han de aceptar la derrota... y "jugar" nuevamente.

Pero este principio parece que no ha de cumplirse en el caso de los Bancos y otras grandes Entidades Financieras; en el caso de estar en peligro su estabilidad, debido a una mala gestión, han de ser (y así ha sucedido) rescatados con el dinero de todos (público) hasta el punto de vaciar las arcas de numerosos Estados... en una ayuda sin límites. ¿No era el fracaso privado parte aceptada del juego? ¿No deberían resignarse a quebrar y más tarde, volver a participar?

Pero hay más: ahora esos Estados rescatadores de entidades privadas están arruinados por vaciar sus arcas en esos rescates, teniendo que ser a su vez rescatados... de dos perversas maneras: nuevamente con dinero público, imponiendo los Estados medidas económicas asfixiantes a sus poblaciones, o si eso no bastara, aceptando préstamos con condiciones abusivas por parte de los sectores financieros privados... a los que rescataron primeramente. El resultado es que la recuperación de Estados y población, se traba.

¿No es todo este proceso absurdo, además de injusto y terrible?
El dinero sigue existiendo, pero cada vez reside en menos manos;
es un proceso que solo puede terminar en una dominación privada y minoritaria sobre toda una población mundial estupefacta y pobre.
!Intolerable!

Muestra tu oposición a esta estafa mundial con una protesta mundial:
El 15 de Octubre (2011) ciudades de todo el mundo saldrán a la calle a mostrar su disconformidad con esta forma de proceder tan injusta, de una forma pacífica, como una voz que reclama justicia real ya.

Jon dijo...

Hay que tener mucha, muchísima cara: tres presuntos ejecutivos de una caja en apuros se reparten 23,6 millones de euros en concepto de indemnización. El Gobierno lo rechaza (hay elecciones) y asegura que habrá que ver si es legal. Como diría Miguel Ángel Aguilar: ¡qué broma es esta! ¿Legal?

Son tiempos de rebajas, recortes sociales, pérdida de derechos, de oscuridad democrática. Tanta es la renuncia social que los del boato ni siquiera sienten la necesidad de esconderse, de disimular. Allá van todos los en caravana, de fiesta en fiesta, de exhibición en exhibición, protegidos por la ley porque la ley son ellos o sus amigos, los que las hacen y modifican al interés propio y de su clan. Unos se irán el 20N y vendrán otros sedientos que exigirán el cambio de tapicería para que sus santos reales se acomoden felices en el trono. El problema es que cuela. El problema somos nosotros, los que miramos, juramos bajito o más alto y seguimos.

Javi dijo...

Si Jon es difícil cambiar las cosas porque nos han acostumbramos a pensar cada uno en lo nuestro y porque además nos dan la información que se les pone en las narices desde el pueblo hasta a nivel mundial.

Los negritos debían de decir:
“Se deja al mercado la capacidad de decidir si tal o cual categoría de población ha de sobrevivirt o no. Pero el mercado ¿quién es?”. Y mira lo que dicen: Por favor salvad los bancos.

Anónimo dijo...

El tema de conversación estrella este fin de semana en diversos sitios ha sido la absoluta caradura de ciertos personajes públicos a la hora de llevarse millonadas blindadas con la misma elegancia que un perro hace de las suyas cuando marca territorio, es decir meándose en todo lo que encuentra. Lo realmente preocupante no es que haya presuntos chorizos de postín y cuello blanco (siempre los habrá), sino que se permitan semejantes pasadas de frenada sin que NADIE HAGA NADA. El grado de cabreo crece al mismo ritmo que se dispara la inoperancia de las autoridades in-competentes, que se entretienen pasando la pelotita de la responsabilidad de un tejado a otro. De vergüenza. Nadie se hace cargo, nadie sabe nada, nadie suelta prenda, nadie. Lo único que vemos y leemos es que los principales partidos se enzarzan en politizarlo todo y en acusar al contrario (el cansino "y tú más") mientras vemos que el dinero de todos se despilfarra con tanta farra... Que pasen estos excesos mientras millones de españoles tienen que aprobar a diario un duro máster de supervivencia, no tiene nombre. Al menos no lo encuentro. Todo lo que se me ocurre son palabrotas, "palabras rotas" como dicen mis pequeñajos. Y como esto siga degenerando, habrá que ir soltándolas.
Farra, según la Real Academia Española:
1. Juerga, jarana, parranda.
2. Burla (acción o palabras con que se pone en ridículo a alguien).
3. Hecho desagradable o ingrato.

Plural / Anitzak dijo...

¿Te atreverías a decirle a la cara y en público al todopoderoso banquero Emilio Botín, cosas como:
"Mientras se iba abriendo la fosa de la destrucción de empleo, en la que millones de condenados perdían
su esperanza y su dignidad, ustedes se forraban a espuertas sin el más mínimo recato ni pudor",
"Usted es alguien que hace política con mayúsculas y sin mojarse, además de ser un poderoso líder en la
sombra, ajeno al escrutínio público" o
"Ustedes son los que gobiernan a los que dicen representarnos"?

Pues esto es nada menos lo que hizo el señor Álvaro José Van Den Brule delante de la cúpula y los
accionistas del Banco Santander reunidos en la Junta de Accionistas el pasado jueves.
De manera educada, sin elevar el tono de voz, ni perder las maneras en ningún momento (a pesar
de la grosera interrupción de Emilio Botín), la exposición de Álvaro José, que fué grabada en vídeo,
aunque no espero verla en las grandes cadenas televisivas ni transcrita en los periódicos, deja a una
distancia abismal los vacíos discursos de los políticos al uso, perdidos siempre en vanos ataques
partidistas y en cortinas de humo, sin entrar jamás de forma valiente al meollo de los asuntos
realmente importantes para los ciudadanos.

Ojalá surjan muchos más Álvaro Josés que se atrevan a exponer, de manera valiente, pero sobre todo,
de manera inteligente, todas aquellas cosas en las que todos parecemos estar de acuerdo...menos quienes
tienen la obligación de representarnos.

Este es el video grabado durante la junta de accionistas.
Me temo que este video no durará mucho tiempo publicado, así es que intentad ver los seis minutos de la
intervención de Álvaro antes de que lo borren.
Y difundidlo cuanto antes.

http://www.youtube.com/watch?v=bEHFPox1ZgU

Si os ha gustado, difundidlo, para que luego no os puedan decir que nunca existió.