martes, 17 de enero de 2012

Tertulias de cine:

    “Un cuento chino.” de Sebastián Borensztein 


   CINE EN EL SALON GORBEA / GORBEIA ARETOAN ZINEMA  

  JUEVES 19 de Enero A LAS 19 HORAS

               Urtarilaren 19 ean, OSTEGUNEAN – 7etan.

3 comentarios:

Eva dijo...

Muy borrosos los carteles que habéis puesto esta vez por los tablones de anuncios.

Plural / Anitzak dijo...

Resumen: Roberto (Ricardo Darín) está por llegar a los 50. La vida (o la guerra de Malvinas) lo ha convertido en un tipo solitario y bastante obsesivo. De profesión ferretero, tiene un único hobby: coleccionar recortes con noticias insólitas. Un buen día, mientras camina por la ciudad, se encuentra a un chino recién llegado al país que no habla ni una palabra en español. “El chino” (Ignacio Huang) terminó en Argentina después de que una vaca que cayó del cielo matara a su prometida. Sin poder comunicarse, sin dinero y con la dirección equivocada de un pariente , Roberto se hará cargo de este singular personaje, que moverá las estructuras de un hombre que pareciera no reaccionar frente a la vida.
Un cuento chino es una película de humor pese a que se articula a partir de la tragedia, y ese humor recae en la actuación de un Ricardo Darín que logra dotar a su personaje de un temperamento atípico. A pesar de construir un ser apático, poco querible y con cero identificación, genera que el espectador termine riéndose de la tragedia que rodea su vida. Como si el tiempo nunca hubiera transcurrido sobre la vida de ese hombre.
La historia recurre a un tercer personaje que recae en la joven actriz Muriel Santa Ana, funcionando como un contrapunto entre Roberto y “El chino”. Una interpretación justa para no desviar el eje del conflicto hacia un carril innecesario como la historia de amor, que sólo se plantea como subtrama.
Una historia que parte de un disparate absurdo se convierte en una obra interesante gracias al aporte de un actor que cada día crece más y más. Y claro está, a un contexto que le permite lucirse. Un cuento chino que no es ningún cuento y eso se nota.

Santi dijo...

Buena elección. Comedia sencilla con un Darín para comérselo.