jueves, 11 de febrero de 2016

Decía un francés hace un siglo....


"El realismo es la buena conciencia de los hijos de puta. Todos los hijos de puta dicen: la realidad es ésta y no podemos cambiarla ni sortearla. Y la realidad es aquello en lo que se sustenta su condición de hijos de puta." George Bernanos.

Me pudre toda esa mentalidad tan extendida en algunos estratos sociales que sugiere  que la realidad que se defiende , las cosas tal como están , lo están porque así son , como si fueran así naturalmente y por tanto irreformables. Se trata de una realidad que ellos consciente y premeditadamente han creado en provecho de una defensa obscena de sus intereses. En ese sentido tenemos que ser por fuerza no realistas.