sábado, 14 de noviembre de 2015

De violencias y otros cuentos.

Anoche pasó en París, anteayer pasó algo parecido en Beirut , la semana pasada en Paquistán , y en lo que va de año ha habido más de 100 masacres parecidas en el ancho mundo, además de la extrema , ciega y diaria violencia de tantas guerras en otras zonas para nosotros más olvidadas de este planeta. Todos los medios de incomunicación del sistema no tienen hoy hueco , y me temo que así será toda la semana próxima, más que para París , y desde luego para resaltar sus aspectos más aterradores.

En mi entorno, ya he tenido que repetir dos veces hoy eso de  "No os asustéis que para eso lo hacen unos (los autores) , y otros (los medios de distracción masiva y sus jefes), para asustar." "Creo que a la gente normal , con una tristeza del carajo , con esta violencia como con todas, no nos queda otra que no asustarnos y cuando podamos estar cerca de los que la sufren ,... y seguir viviendo lo más dignamente posible." 

Los medios de incomunicación del sistema no dejarán ningún hueco, ninguno, para la denuncia de la responsabilidad , central , que los gobiernos de las potencias occidentales, con sus gendarmes regionales y sus guerras de rapiña, tienen en la gestación de hechos de terror como todos los que comentaba al principio. Tampoco les veréis dispuestos a hablar o denunciar la violencia que nuestros gobernantes usarán para acallar cualquier oposición ciudadana ante la barbarie -la que se manifiesta en tantos lugares del mundo y la de cada día entre nosotros, al calor del filantrópico capitalismo de esta época, en nuestros pueblos y ciudades- de la que son corresponsables.

Que la sana y humana solidaridad con las víctimas inocentes no nos haga perder de vista lo que quieren ocultarnos.

12 comentarios:

Inma dijo...

Es lógico y humano que lo cercano nos afecte más, igual que nos afecta más lo que le pase a alguien de nuestra familia, amigo, vecino, etc... pero eso no quiere decir que no nos afecte lo que pasa en cualquier parte del mundo. Los que queremos la paz no hablamos de patria ni nación, hablamos del mundo entero.



Iñaki Beitia Gonzalez dijo...


Ojalá fuese así, Inma, pero lo cierto es que nos cuesta a una gran mayoría ver las atrocidades que se cometen en nombre de la "libertad" (de occidente claro) y el resto del mundo nos importa poco, muy poco. Y sino no viviriamos al ritmo que vivimos tan de espaldas a las necesidades de la mayoría de los habitantes de este mundo y hariamos gestos que estan en nuestra mano.
Cuando pasa algo como los atentados de ParÍs, nos sentimos vulnerables y tenemos miedo. Un miedo en el que viven de forma continua millones de personas que muchas veces no han conocido otra cosa. Poco a poco se nos pasará, seguiremos viviendo como hasta ahora, olvidando de nuevo a todos esos que no cuentan, que no importan.

Anónimo dijo...

Cést la vie.

https://fbcdn-sphotos-f-a.akamaihd.net/hphotos-ak-xap1/v/t1.0-9/12227728_764461603685782_8094591314376995066_n.jpg?oh=59862d9fc7eda534d5ee1c70a2e5e71f&oe=56C0932C&__gda__=1458764272_b90cf420ed9049d68ba30f1268fcf72a

Nacho Rubio dijo...

¿ Y los 200 muertos en el poco aireado atentado del avión que partió de Egipto la semana pasada?

Mi dolor por las víctimas inocentes en cualquier país, en cualquier lugar .‪

Anónimo dijo...

Otro punto de vista:

"Demasiadas veces amanecemos con noticias de atentados gravísimos, y sobre todo el dolor de cada muert@ es dolorosísimo para los que les aman.

Las tragedias humanas son más dolorosas cuanto más cercanas y eso es normal. Lo que ya no es tan lógico es que dependiendo de dónde ocurran, los medios den gran importancia, importancia media u obvien la noticia, según convenga.

A mí me parece terrible que los humanos nos matemos en nombre de religiones, cuestiones económicas, políticas, emocionales… y sobre todo, cuando, de palabra, tod@s nuestros dirigentes pretenden el bien de la humanidad.

Cualquier muerte necesita de nuestra reprobación y por eso también nos indigna la matanza de París.

Td@s sabemos que la violencia engendra más violencia y que el diálogo, de verdad, acerca los puntos de vista.

Hoy, en los funerales, encontraremos a cientos de dirigentes políticos unidos como una piña en repulsa del atentado, pero, y esto es lo más importante, después deberían seguir igual de unidos hasta que den con la solución a los conflictos que hay en el mundo y que nos llevan a estas tragedias.

Yo no puedo pretender crear y vender armamento y que luego no se utilice. No puedo invadir un país y que no me respondan con violencia. No puedo utilizar mi violencia y que los demás pongan el otro carrillo. Yo no puedo ser juez y parte. No puedo pretender imponer mi cultura, mi forma de ver las cosas, mi religión… por la fuerza.

Tod@s los dirigentes hipócritas de las naciones tienen que dialogar, ayudar y volver a dialogar para conseguir las mejoras económicas, políticas y sociales para sus pueblos.

Yo creo que vamos por el peor de los caminos porque solo priman los intereses de pequeños grupos y a la mayoría tratan de confundirnos con sus mensajes y actuaciones.

No podemos olvidar que cada día hay millones de personas sufriendo por sus muertos y esto debido a la perversión de los que influidos por soflamas y creencias partidistas e interesadas atacan a algún miembro inocente de esta maltratada humanidad. Obliguemos a que prevalezca e impere la verdad, la generosidad, la justicia, la cultura…, los verdaderos valores. Que de verdad luchemos por un mundo mejor condenando cualquier acto de violencia e intento de manipulación." Tomado del Blog Quien Yo.

Eneko dijo...

Nos escandalizamos de la muerte provocada estos dias en Francia y anteriormente en Estados Unidos, Inglaterra, Rusia y en España por los islamistas, cuando las armas con las que nos matan a los occidentales proceden de nuestras fábricas.
Es curioso no, que busquemos el enemigo fuera, cuando la causa material e ideológica procede de nuestra sociedad occidental, ávida de petróleo, alimentos y demás riquezas que hay que controlar y consumir como locos por encima de nuestras necesidades.
El dolor provocado por nuestras armas cuando son usadas en territorios enemigos islamistas ya no nos producen escalofríos, y las muertes inocentes provocadas son centenares de veces superior a las que provocan los islamistas en occidente.
El odio al occidental y el odio al islamista se retroalimentan.
Seguro que quien mueve los hilos detrás de las bambalinas son los mismos descerebrados, que quieren hacernos vivir aquí y allí con el miedo en el cuerpo para que no seamos libres y seguir manejando el rebaño humano a su antojo.
Lo mismo ocurre con el terrorismo alimentario. Según la OMS el 59% de las muertes en el mundo son provocadas por la comida basura de multinacionales alimentarias que veneramos comprando como borregos en los supermercados sus productos y nuestros queridos representantes políticos, cínicamente mirando para otro lado.
Los mismos capitales invierten en armamento y en industrias alimentarias mortíferas.
Pero estos capitales provienen también del pequeño ahorrador que deja en manos de grandes bancos sus ahorros, para que le den la máxima rentabilidad y lógicamente invirtiendo en armas, comida basura o farmacéuticas, es como nos pueden dar un “poquito” mas de rendimiento.
O sea que las armas más letales son por este orden:
1º- Industria alimentaria: 56 millones de muertes al año
2º- Armamento: Solo niños, 200.000 muertos por año y 600.000 heridos gravemente y/o discapacitados de por vida.
3º- Industria Farmacéutica. Los efectos secundarios ya son la tercera causa de muerte. (Datos recogidos del libro “medicamentos que matan y crimen organizado”)
Que cada cual juzgue si el enemigo está fuera de nosotros o lo tenemos dentro de nuestra casa.
Somos Sociedades enfermas y nosotros mismos nos estamos eliminando.Pero hay mejoras posibles: aunque empiezan no delegando responsabilidades en humanos (políticos) que están igual o más enfermos que nosotros, comiendo menos y más sano, no invirtiendo en bolsa ni dejando el dinero en los bancos para que inviertan en lo que les da la gana (armas entre sus preferencias) y consumiendo menos medicamentos y mas plantas medicinales u otras terapias de bajo coste inocuas,por ejemplo.

Anónimo dijo...

2 de abril 2015: Un comando de la agrupación yihadista Al Shabab mata a 148 estudiantes de la Universidad de Garissa, cerca de la frontera entre Kenia y Somalia.

En un ritual macabro, los terroristas, aliados de Al Qaeda, separaron a los musulmanes de los cristianos y masacraron a estos últimos, en una interminable orgía de sangre.

Las víctimas no escogen dónde nacen, simplemente son de donde son. Este razonamiento debería servirnos para dejar de clasificar a las víctimas por su nacionalidad, credo, color de piel y sentar ya una unísona voz de protesta contra la barbarie que aniquila la vida en nombre de una verdad retorcida de la religión.

Anónimo dijo...

Aprovechemos para aprender. La atrocidad de los atentados de París que nos ha llegado al alma aquí, debería servirnos para entender de qué huyen los refugiados que están recorriendo Europa.

Iñaki Beiti dijo...

Tratamiento de las barbaridades en Facebook (Con sus honrosas excepciones):
-A principio: Avalanchas de dolor, repulsa, solidaridad, símbolos de condolencia en los perfiles.
- Segunda oleada: Avalancha de relativismos, acusaciones de hipocresía, solidaridad con otras víctimas olvidadas.
- Luego:...Empiezan las conspiranoías, las llamadas a reflexionar sobre lo sospechoso del asunto, las invitaciones a que comprendamos que nos están engañando.... Las fotos de dirigentes en el funeral algún comentario de desprecio y dedos que les señalan como responsables.
- Finalmente: Uff , qué aburrimiento, se pasan mucho, no lo soporto mas, hablemos de otra cosa.// O mejor, volvamos a lo de siempre , vamos a poner alguna frase ingeniosa, algun cotilleo del finde o una animación divertida.
Tras un vistazo, puedes ver tu mismo donde andamos ahora mismo.

Anónimo dijo...

No faltan las personas felices en estos días. Una de ellas es, sin duda, el ministro de defensa español, que, como se sabe, no tiene nada que ver con el comercio de armas

Iñaki Beitia Gonzalez dijo...

El pasado viernes fue París y hoy la misma historia es en Bamako ¿Bamako?
-¿Y dónde coño está eso? me dicen aquí al lado.
- En Mali.
-Anda no me jodas y me lo pongas peor.
Otro grupo armado ha asaltado esta mañana un hotel de Bamako, en el centro de la capital de Mali, y se ha atrincherado con un grupo de 170 rehenes. Hoy no han tocado lugareños, los masacrados habituales en Africa. Entre los secuestrados había ciudadanos franceses, belgas, turcos y chinos. Como en París han entrado al grito de 'Alá es grande' y han recorrido como en Paris el local en busca de personal hasta la séptima planta, donde han empezado el tiroteo.
A media tarde parece que ha acabado la toma de rehenes. Hay al menos 30 personas muertas, pero el ejército de Mali sigue aún en el hotel en busca de otros asaltantes.
Siento dar la nota pero semejante relativismo de la vida humana entre "mis amigos" en la red (curiosamente no he visto nada de nada) en relación con el aluvión del viernes pasado me ha animado a comentarlo sin querer con ello hacer el caldo gordo al terror.

Anónimo dijo...

No se deben cerrar las puertas a los refugiados por temor a atentados terroristas.Al fin y al cabo la gente que huye de Siria es la más afectada por el terrorismo y la más vulnerable.Es muy importante que no cerremos nuestros corazones a las víctimas de esta violencia ni empecemos a asimilar el tema de los refugiados con el tema del terrorismo.