sábado, 8 de agosto de 2015

¿Y tu como lo ves ?

En los mundos de Yupi de los medios de distracción masiva baja el paro, reducimos el déficit , estamos creciendo y saliendo del agujero, pero en el pueblo donde yo vivo muchos de los nuevos contratos son para unos días o semanas; la deuda que estamos acumulando ha subido a niveles superiores al 95% del PIB y estamos comiéndonos casi toda la "hucha" de las pensiones; uno de cada 5 niños está en riesgo de pobreza; demasiada gente sigue viviendo de la Renta de Garantía Social y siguen siendo necesarios los lotes de comida para un buen numero de familias , y cada vez mas parados (casi la mitad ) se han quedado ya sin cobertura de desempleo. Además según la ultima encuesta del CIS de esta  semana estos son los "sueldazos" que están quedando a los que trabajan:

11 comentarios:

Maika dijo...

Es que así estamos "saliendo". Dejándonos demasiada gente en la cuneta y comiéndonos cachos del futuro de los que vendrán detrás.

Anónimo dijo...

Y tanto. Lo importante es como lo ve el personal, porque yo alucino como en estas condiciones ganan elecciones los que ganan y a la tortilla no hay forma de darla la vuelta. Porque los que dicen esas chorradas tienen mucha gente que les cree o que solo ven lo que les pasa a ellos si es que todavía la vida no les ha dado el golpe.

Juancar dijo...

Cada día hay millones , si te he dicho millones de personas, que se rebozan en Salvados, Supervivientes, Conquistadores del fin del mundo y otras lindezas parecidas. Con este panorama que te esperas. Habrá que sembrar y sembrar diferente para que se pueda recoger otras cosas.Esto da para lo que da.

Iñaki Beitia Gonzalez dijo...

Peliagudo lo de dar vuelta a la tortilla y más en este pequeño país en el que vivimos donde hay tanta fragmentacion de ofertas. Me gustó la reflexión del otro día de Juantxo Lopez de Uralde que hablando de esto decía algo así como que los que están por cambiar las cosas en profundidad pueden comprometerse a encontrarse al día siguiente de las elecciones, y entonces sumaremos; pero que si hacen, hacemos un esfuerzo por encontrarnos antes de las elecciones, multiplicaremos los resultados. Y será más posible estar en condiciones de disputar el gobierno.
Multiplicar, en vez de sumar. Creo que algo así hace falta para que tenga sentido eso de las elecciones con este panorama porque no está nada claro que pese a lo que nos están haciendo y nos han hecho haya una mayoría que este por el cambio personal y colectivo. La mayor parte de la gente que está por el cambio está esperando algo así si se cree en esa vía de trasformar las cosas por la vía electoral.

Anónimo dijo...

¿Y como es posible que si todo va de fabula cada vez haya mas desahucios? En este 2015 estamos en el País Vasco a 6,7 desahucios cada día (entre por no pagar la hipoteca o el alquiler)
uno detrás de otro.

Como decía el otro día Jose Luis Cuerda en la radio: parece mentira que en un pais que hasta hay patatas que pueden ser bravas, la ciudadanía trague tanto como estamos tragando.

Mariano dijo...

Y como es posible que haya un estancamiento de las aportaciones y cotizaciones a la Seguridad Social habiendo un aumento del empleo ????

Pues porque se crean empleos de chichinabo y con unos suelditos de mier......

Iñaki Beitia Gonzalez dijo...

Lógico. Trabaja algo más gente pero cobran mucho menos.

Anónimo dijo...

Preocupado por el retrato-robot de quienes llenan las redes, lo que voy a llamar como activistas de facebook, entregados a la tarea de pulsar el “me gusta” y el
“compartir”, y poco más. Mucho me temo, también, que son estas gentes las que presumen de haber recuperado la contestación, la lucha social, la participacion.

Juancar dijo...

Millones de personas no disfrutan de salario y millones perderán el trabajo en los próximos años debido a una razón muy simple: no hace falta trabajo. La informática, la inteligencia artificial, la robótica hacen posible la producción de todo lo que nos hace falta usando una cantidad cada vez menos de trabajo humano. Este hecho es evidente para cualquiera que razone y lea las estadísticas pero nadie puede decirlo: es el tabú de todos los tabúes, porque todo el edificio de la sociedad en que vivimos se basa sobre la premisa de que quien no trabaja no come. Una premisa imbécil, una superstición, un hábito cultural del que habría que liberarse.

No obstante, economistas y gobernantes, en vez de encontrar una vía de salida de la paradoja a la que nos lleva la superstición del trabajo asalariado insisten en prometer la vuelta del empleo y del crecimiento.

Iñaki Beitia Gonzalez dijo...

Yo también creo que no nos hacen falta los tristes políticos miopes de aquí y de allí que quieren convencernos de que el empleo y el crecimiento se recuperarán pronto. Trabajemos menos, trabajemos a fondo por una renta de ciudadanía, preocupémonos de la salud, vayamos al cine, aprendamos matemáticas , pongamos cuidado en hacer comida rica, cuidemos con cariño y tiempo a los hijos y a los viejillos,y hagamos ese millón de cosas útiles que no son trabajo y no tienen necesidad de intercambiarse con un salario. Porque aunque nos parezca raro, porque nos hacen mirar a otros lados para que la cadena siga funcionando hasta que descarrile, buena parte del trabajo ya no es necesario.

Anónimo dijo...

Ni de palo me engañan con lo del trabajo.