sábado, 9 de abril de 2016

Pingajos de plástico.














Por Ortuella podemos ver decenas de árboles como estos , llenos de plástico , que los vientos han acabado poniendo ahí.

Si estás acostumbrado/a  a esto como a que llegue la primavera tienes dos problemas, pero si te molesta el asunto,  tienes en tus manos muchas cosas por hacer:

Tal vez una de las más eficaces y personal es usar menos envases inútiles, y menos productos que los lleven incluidos, en la compra de cada día. La bolsa de la compra de toda la vida también ayuda. Es básico luego no tirar los plásticos en cualquier sitio con la facilidad con la que lo hacemos. A la vista está que es habitual y fácil hacerlo, pero luego muy difícil de degradar por parte de la naturaleza.

Por otro lado es importante reciclar adecuadamente los plásticos que tengamos necesidad de usar (en el contenedor amarillo) y exigir a nuestro ayuntamiento un poco de mimo y buenas prácticas a la hora de recoger correctamente los plásticos echados al reciclaje para que no acaben esparcidos por el pueblo.

Tampoco estaría mal hacer recogidas periódicas de los plásticos que en forma de basura indestructible, como las que vemos en las fotos,  nos rodean. 
¿Para cuando una batida para quitar toda esta mierda?

Si tu mejoras, el mundo mejora.